La letra pequeña del traspaso de la AP-9

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

M.MORALEJO

El PP reclama que se recoja por ley que el Gobierno pague la ampliación de Alfonso Molina o la futura de Rande, mientras Vox niega que sea un vial caro

02 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El debate sobre el traspaso de la autopista AP-9 arranca por fin. La Comisión de Transportes del Congreso ya tiene material para conformar una ponencia con las enmiendas presentadas por PSOE, PP y Vox al texto que por unanimidad remitió el Parlamento gallego pidiendo la transferencia del vial. Dichas propuestas fueron publicadas el jueves en el Boletín Oficial de las Cortes Generales y en ellas está la letra pequeña del traspaso de la AP-9, lo que tapó la polémica suscitada por la propuesta de los socialistas de ceder la gestión de la autopista, pero no su titularidad.

El PP ha dirigido sus enmiendas a garantizar que en ningún caso la asunción de la infraestructura supondrá gastos a la Xunta por compromisos o decisiones tomadas antes de su traspaso. En concreto, los parlamentarios populares requieren que el Gobierno central pague compromisos adquiridos sobre la AP-9 en el pasado, como la ampliación de la avenida de Alfonso Molina, prometida en el 2012. También incluyen en la cuenta estatal la futura ampliación a ocho carriles del puente de Rande, posibilidad certificada técnicamente para recrecer el paso elevado si la demanda de tráfico lo aconsejase. La dotación de más carriles entre A Coruña y Guísamo, entre Santiago norte y el enlace orbital en Santiago, y de la entrada a la salida de Pontevedra forman parte también de las exigencias populares. La reforma del enlace de Pontevedra norte (nudo de bomberos), la creación del vial 18 de unión de la tercera ronda con la AP-9 en A Coruña, la aplicación de un plan antirruido en Chapela y Teis, la conversión en vía urbana de la autopista al paso por estas dos parroquias o la finalización de las conexiones en O Sino y Canido (Ferrol) completan la lista con la que el PP quiere condicionar el traspaso de la infraestructura.

Añade que sea el Ministerio de Infraestructuras el que pague en solitario los peajes que no se les cobran a los usuarios en Rande y A Barcala y, claro está, las bonificaciones y rebajas prometidas para este mes por el ministro José Luis Ábalos, que entre otros extremos supondrá la gratuidad en el viaje de vuelta para los que lo hagan antes de 24 horas del recorrido inicial.