Ábalos y Feijoo rompen el hielo y avanzan hacia la cogobernanza en movilidad

Pablo González
pablo gonzález REDACCIÓN / LA VOZ

GALICIA

Imagen de la reunión entre el presidente Feijoo y el ministro Ábalos
Imagen de la reunión entre el presidente Feijoo y el ministro Ábalos BENITO ORDOÑEZ

Transportes accede a la negociación y a las reuniones periódicas para consensuar con la Xunta aspectos clave de la política de infraestructuras

11 mar 2021 . Actualizado a las 22:04 h.

Desde la primera reunión entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en octubre del 2018, se percibió entre ellos una cierta sintonía personal que con el tiempo se ha mostrado efectiva para desbloquear grandes asuntos. El deshielo se produce en un año clave para la movilidad en Galicia, pues entrará en servicio la conexión de alta velocidad -con derivadas pendientes- y los descuentos en la AP-9. Ambos dirigentes, con la mediación clave del presidente Pedro Sánchez, han llegado a un acuerdo para avanzar en una cierta cogobernanza en materia de movilidad, con reuniones periódicas técnicas y un próximo encuentro al máximo nivel entre Feijoo y Ábalos en Galicia el 5 de abril.

La AP-9 en Santiago
La AP-9 en Santiago PACO RODRÍGUEZ

AP-9

Un modelo de bonificaciones consensuado. El secretario general de Infraestructuras, el gallego Sergio Vázquez Torrón, tenía un planteamiento inicial de centrar los descuentos en la autopista en aquellos usuarios que la recorren «dos o tres veces por semana», ahorrándoles el viaje de vuelta. La Xunta, por su parte, quería extender estas rebajas a los que lo hacen en el mismo día usando el telepeaje y sondear rebajas a familias numerosas y transportistas. Ahora el ministro se aviene a «aunar criterios» entre ambas administraciones de cara a la negociación con Audasa y la aprobación del real decreto que regulará los descuentos, y que estará listo en este primer semestre. La cogobernanza, ese término que puso de moda la pandemia, cobra más sentido en esta autopista, pues la transferencia llegará algún día a la Xunta tras su tramitación parlamentaria, y será el Gobierno autónomo el que tendrá que gestionar esos acuerdos. Las reuniones técnicas periódicas, en línea con lo que demandaba la conselleira Ethel Vázquez, tendrán este asunto como prioridad.

El puerto exterior de punta Langosteira
El puerto exterior de punta Langosteira

Puerto exterior coruñés

Transportes asume la obra del enlace ferroviario. El ministro Ábalos vino a decir que no sería coherente con la política en pro de la intermodalidad de su ministerio seguir negándose a asumir la obra del enlace ferroviario con el puerto exterior de A Coruña, a pesar de que el ADIF no sufraga conexiones portuarias, pues suelen hacerse con fondos de las propias autoridades portuarias. Se rompe así una línea roja que parecía inmutable, pero que se justifica en la situación de emergencia financiera del puerto coruñés, con unas expectativas de ingresar fondos por los terrenos liberados que no se cumplieron y que parece que se van a reformular negociando a tres bandas con el Concello de A Coruña. En esta línea, aún genérica y que deberá concretarse, el responsable de Transportes se compromete a buscar un alivio a la deuda de 200 millones de la dársena coruñesa con Puertos del Estado. Con apenas dos reuniones parece que se ha desbloqueado un asunto que parecía inabordable. La financiación de la conexión es aún una incógnita porque, aunque Transportes se compromete a buscar financiación comunitaria, Bruselas no suele sufragar proyectos al 100 %, sino que opta por fórmulas de cofinanciación. En los fondos de recuperación por el covid sí que es posible sufragar proyectos en su totalidad.