Anova no se presenta al 10N y En Marea duda si hacerlo en solitario

Villares sobre el fracaso del acuerdo con Errejón: «Para iso xa tivemos a experiencia de Podemos»


La Voz / Redacción

La llamada que hizo la semana pasada En Marea para alcanzar una candidatura unitaria de los partidos progresistas de izquierda en Galicia, y la del pasado fin de semana de Anova, apelando a las fuerzas de ruptura para ir juntas al 10N no tuvieron respuesta por lo que, cerrado el plazo para presentar coaliciones a las elecciones generales, Anova decidió no presentarse a los comicios y En Marea duda si hacerlo o no en solitario, una decisión que deberá tomar antes del próximo lunes, que es cuando tienen que estar oficialmente registradas las candidaturas.

Los dos partidos nacionalistas de la antigua En Marea tienen serias dificultades para establecer alianzas que le permitan presentarse a los comicios con una cierta solvencia. En el caso de Anova se repite lo ocurrido en las pasadas generales, cuando decidió no ir a las elecciones al no llegar a un acuerdo con Unidas Podemos para colocar a militantes suyos en los puestos de salida de las listas gallegas, reservados para Antón Gómez-Reino y para Yolanda Díaz, que ya confirmaron que se volverán a presentar el 10N, el primero por A Coruña y la segunda, por Pontevedra. En el caso de En Marea, que sí se presentó en solitario a las elecciones de abril con pobres resultados —menos de 18.000 votos— la estrategia para el 10N se diseñó en dos frentes: por una parte tratar de conformar una candidatura gallega a la que invitaba a Compromiso por Galicia, BNG e incluso a Anova, y por otra «explorar» la posibilidad de un acuerdo con Errejón. Fallaron los dos intentos. Podría haber algún interés por parte de Compromiso, pero ni el BNG ni Anova se dieron por aludidos. Ahora, el partido de Villares deberá decidir si lo vuelve a intentar en solitario o no, porque hay un debate interno con posturas encontradas. Lo mismo ocurre en Anova, donde no todos los militantes están de acuerdo en que el partido fundado por Beiras acumule dos citas electorales sin acudir a las urnas.

Los últimos acontecimientos reducen a la práctica irrelevancia a los partidos nacionalistas gallegos que en las municipales del 2015 y en las autonómicas del 2016 quisieron asaltar los cielos aliados con Podemos y EU. El 28A demostró que solo había espacio para la alianza morada, y con una representación reducida, ya que En Marea obtuvo en las generales de junio del 2016 cinco diputados y Galicia en Común solo dos en abril del 2019. Ni a Podemos le interesa ya Anova ni a Más País le interesa En Marea, y la única posible representación de un partido nacionalista en Madrid pasa por el BNG, al que Sondaxe le da un escaño. Sobre las alianzas con otras fuerzas gallegas, Ana Pontón fue muy clara: «Nós non vamos importar o circo madrileño a Galicia».

Encuesta a 42 días para el 10N: el efecto Errejón dinamita el Congreso

La Voz

La encuesta de Sondaxe refleja que la irrupción de Más País facilitaría una mayoría de izquierda junto a PSOE y Podemos, y una recuperación del PP, que llegaría a 87 escaños

Si España vota el 10N como recoge la encuesta de Sondaxe para La Voz de Galicia, Pedro Sánchez seguiría en la Moncloa y podría construir una mayoría absoluta con el apoyo de Pablo Iglesias e Íñigo Errejón. El PSOE sumaría 119 diputados, cuatro menos que en la cita del 28 de abril, con una caída de intención de voto del 28,7 % al 26,1.

Del nuevo escenario electoral se beneficiaría sobre todo Más País, que irrumpiría en la Carrera de San Jerónimo con 19 diputados, catorce con su propia marca -uno de ellos en Galicia- y cinco procedentes de la alianza con Compromís en Valencia. Juntos acumulan casi el 6 % de los votos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Anova no se presenta al 10N y En Marea duda si hacerlo en solitario