La opción Feiraco planea en el concurso de Alimentos Lácteos

Dolores Cela Castro
dolores cela LUGO / LA VOZ

FIRMAS

OSCAR CELA

El administrador concursal intenta agotar la última posibilidad de la industria láctea antes de ir a liquidación

14 jun 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

El administrador nombrado por el Juzgado Mercantil en el concurso de acreedores de Alimentos Lácteos reunió ayer nuevamente a las cooperativas para pedirles un compromiso de entregas de leche si consigue resucitar el proyecto. La opción en este caso parece ser que no es ya Pascual. El posible socio industrial cambió en esta última fase, en la que Feiraco vuelve a reaparecer. En este caso con un variación sustancial: ya no está interesada solamente en las marcas, sino también en usar la planta de Outeiro de Rei, que Alimentos Lácteos tiene alquilada con opción de compra.

Feiraco apareció en escena el pasado mes de diciembre, aunque de su postura poco o nada trascendió, antes de que el grupo burgalés encargara un plan de negocio a la consultoría de un antiguo directivo, MV Asociados. Esta fue la opción que se estuvo barajando hasta que finalmente el grupo Pascual se retiró del proyecto. La Xunta difundió que había sido porque los burgaleses no se comprometían a aportar capital al plan.

Conocer el nuevo plan

Fuentes consultadas señalaron que las cooperativas pidieron conocer este nuevo plan de viabilidad para darle su apoyo. No es la primera vez que se solicita este pronunciamiento por parte de diversos agentes implicados en la cada vez más difícil salvación de Alimentos Lácteos. La Xunta citó a los integrantes de la sociedad anónima en varias ocasiones con este mismo objetivo.

El administrador concursal está intentando quemar el último cartucho. Se reunió con todas las partes al mismo tiempo que recoge información para aportar al informe que tendrá que presentar en el juzgado con la relación de acreedores y los créditos.

Javier Reigosa se entrevistó con el comité de empresa. Lo hizo también con representantes de Pascual, la propietaria de la planta de Outeiro de Rei, en la que se envasaba Deleite, Muuu hasta el 1 de marzo pasado, junto a algunas marcas blancas. El administrador también se puso en contacto con Xesgalicia, entidad dependiente de la Xunta que figura en la relación de acreedores y, ayer, lo hizo con las cooperativas, por la mañana. Parece ser que, por la tarde, el intercambio de impresiones estaba previsto con la directora xeral de Producción Agropecuaria, Patricia Ulloa.

La opción de Feiraco como nuevo socio industrial para el proyecto sería la última posibilidad de que Alimentos Lácteos tuviera continuidad y no fuera a liquidación, lo que, a menos que se produzca algo parecido a un milagro de última hora, parece que será el final de este proyecto cooperativo.

Asamblea de trabajadores

Feiraco está tratando de sacar adelante la fábrica de Clesa en Caldas, que perteneció a la familia Ruiz Mateos y en la que están implicadas las cooperativas que en su día optaron a poner en marcha la planta de Pascual. Su propuesta fue rechazada por el grupo burgalés, que se decidió por el grupo de organizaciones escindidas, a las que apoyó la Xunta y que son ahora las que se encuentran con problemas.

Los trabajadores celebraron ayer una asamblea en la fábrica para analizar la situación y para recibir información de los pasos dados por el comité para «verificar se existe implicación real ou non por parte da Xunta nunha solución para a factoría de Outeiro de Rei».

La plantilla se encuentra afectada por un ERE de suspensión de contratos de nueve meses, aunque con una limitación por trabajador de seis meses.