¡Este Audi A8 casi conduce por ti!

Hemos probado el Audi A8 que saldrá a la venta a finales de año. El lujoso modelo alemán aplica la tecnología punta a la mejora de la seguridad y la conectividad: el sueño de tenerla en un utilitario ya no está lejos


El Audi A8 marca las líneas del nuevo diseño de la marca, significadas sobre todo en su nueva parrilla Singleframe más ancha y apaisada, además de mantener otras señas de identidad de la marca como la construcción ligera o la tracción Quattro.

Este nuevo buque insignia de la marca medirá 5,17 metros en su versión estándar, mientras que habrá una versión larga, para ejecutivos y empresa, con 13 centímetros más. Sus líneas son más fluidas y musculosas que las de su predecesor y además será reconocible por su nueva tecnología lumínica con grupos ópticos HD Matrix LED con iluminación láser en su parte frontal y luces traseras OLED detrás, en unos pilotos que por primera vez se unen de lado a lado.

Pero además del paso adelante que ha dado en cuanto a estilo, el nuevo A8 ha revolucionado su interior con una profusión tecnológica que disfruta tanto el conductor como el pasajero del asiento trasero que dispone en su versión larga de cuatro posiciones de asiento, con apoyapiés incluido, calefacción y masaje. Además desde esas plazas, pues Audi entiende que en el A8 se viajará frecuentemente con chófer, se puede manejar la luz ambiental del interior del coche, y otras funciones mediante un mando móvil semejante al de las televisiones caseras.

Además Audi ha eliminado parte de los mandos y botones giratorios que hasta ahora tenía en la consola central del A8, sustituidos ahora por una doble pantalla táctil de generoso tamaño donde el conductor puede manejar el amplísimo equipo de info-entretenimiento, con las funciones de climatización, teléfono, música, confort o navegación.

El conductor puede escoger también comunicarse con el coche a través de órdenes vocales.

Conducción pilotada

Que la conducción autónoma nos espera ahí, a la vuelta de la esquina, es algo conocido. Y mientras la reglamentación no se adecúe a esta realidad, los fabricantes van soltando a cuentagotas píldoras autónomas en sus nuevos modelos de lujo. Así Audi ofrece la posibilidad a los propietarios del nuevo A8 de disfrutar del sistema AI traffic jam pilot que permite que el coche circule sin intervención de su conductor para nada, mientras vaya por autovías o autopistas saturadas (hasta 60 km/h). En atascos el piloto automático se encarga de arrancar, acelerar, frenar y llevar el coche por su carril. El conductor puede quitar manos y pies de volante y pedales y relajarse de la conducción. Para esto en el Audi A8 ya se monta radar frontal, cámara, sensores de ultrasonidos y por primera vez un escáner láser. Toda esta tecnología sirve también para evitarle al conductor las a veces molestas maniobras de estacionamiento, sobre todo en plazas estrechas. Bastará con dejar el coche frente a la plaza, salirse del mismo y accionar con la llave el accionamiento del remote parking pilot con el que el coche se introducirá solo en la plaza antes de bloquearse, apagar el motor y cerrar las puertas.

A nivel dinámico y antes de que hablemos de motores, el Audi A8 nos sorprende con una dirección dinámica a las cuatro ruedas que favorece la conducción en ángulos cerrados y también a alta velocidad en curvas.

Pero también destaca la suspensión activa que depende de las preferencias del conductor o del tipo de carretera y que puede actuar independientemente sobre cada una de las cuatro ruedas.

En su lanzamiento al mercado, previsto para finales de este año, el A8 dispondrá de dos motores V6 Turbo, un 3.0 TDI de 286 caballos y un 3.0 TFSI (gasolina) de 340. Mas adelante llegarán otras dos versiones vitaminadas de ocho cilindros, un 4.0 TDI de 435 caballos y un 4.0 TFSI de 460. Y la cosa no se queda ahí ya que habrá también un W12 de 6 litros con 585 caballos para la versión larga. Todos los motores están asociados a la caja de cambios Tiptronic de ocho velocidades y por supuesto a la tracción integral Quattro.

Más adelante habrá una versión híbrida enchufable con un motor V6 3.0 TFSI unido a un motor eléctrico integrado en la caja Tiptronic generando una potencia combinada de 449 caballos.

Cuando llegue al mercado el nuevo Audi A8, lo hará con un precio que rondará 100.000 euros en versión básica, un precio que, tal y como lo explicábamos antes, lo convertirá en un coche de clase ejecutiva, una berlina de lujo, eso sí, dinámica e inteligente y con gran parte del recorrido hacia el coche autónomo. Además, gran parte de esta tecnología no tardará mucho tiempo en ir incorporándose a los utilitarios. El sueño puede hacerse realidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

¡Este Audi A8 casi conduce por ti!