Convulsión en el centro derecha por la encuesta de La Voz, que sitúa a Vox de tercera fuerza política en España

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Sondaxe ofrece el primer estudio en el que la formación de Santiago Abascal, que se situaría por delante de Ciudadanos, alcanza los 51 escaños. Los resultados han convulsionado el centro derecha. Tanto el PP como el partido naranja están analizando los resultados y cerrando estrategias para intentar frenar la sangría de votos hacia la ultraderecha

25 feb 2019 . Actualizado a las 14:42 h.

España se dirige hacia una situación de bloqueo parlamentario en las próximas elecciones similar a la que se produjo tras los comicios del 2015, tras los que fue imposible formar Gobierno, y los del 2016, que provocaron un cisma en el PSOE ante la decisión del comité federal de abstenerse para facilitar la investidura de Mariano Rajoy, en contra de la posición de su entonces secretario general, Pedro Sánchez, que abandonó su escaño de diputado. Según los datos de la encuesta de Sondaxe, los tres partidos que van desde el centro a la extrema derecha -Ciudadanos, PP y Vox- no tendrían ninguna posibilidad de gobernar, al quedar lejos de la mayoría absoluta.

Sin embargo, la espectacular irrupción de Vox, que alcanzaría hasta 51 escaños y se convertiría en tercera fuerza, se produce a costa de un desplome del PP, que perdería 61 escaños, quedándose en 76, y también de un aparente estancamiento de Ciudadanos, que se quedaría en 40. Como consecuencia, entre las tres fuerzas sumarían solo 167. Tanto en el PP como en Ciudadanos están convulsionados por los resultados y cerrando estrategias para intentar frenar el paso a la ultraderecha.

La izquierda no suma

Pero también la izquierda se queda muy lejos de la cifra de 176 escaños que marca la mayoría absoluta. En este caso, ocurre algo similar, ya que el crecimiento del PSOE, que aumentaría hasta obtener 116 escaños tras el paso de Pedro Sánchez por el Ejecutivo, con un incremento de 31 actas, se produce a costa de un fuerte derrumbe de Unidos Podemos y sus confluencias. En total, el PSOE y Unidos Podemos más En Comú-Podem, En Marea y Compromís alcanzarían 155 escaños.