El decálogo de la buena educación

Si reconoces estas frases entre las que te dicen tus hijos es un buen síntoma. Los estás educando bien

El decálogo de la buena educación Si reconoces estas frases entre las que te dicen tus hijos es un buen síntoma. Los estás educando bien. Un profesor de Educación de la Universidade de A Coruña ha convertido en viral esta publicación en su blog. Una excelente guía para padres.

redacción / la voz

El profesor de la Facultade de Ciencias da Educación de la Universidade de A Coruña Víctor Arufe recibe cada año en su blog personal cerca de doscientas mil visitas. Una cifra que este año se multiplicará solo por su última entrada. Foros educativos, perfiles de madres y padres en Facebook e incluso televisiones nacionales se han hecho eco de Si tus hijos te dicen estas 10 cosas estás educándolos bien. Esto es lo que esconde cada una de ellas.

Todos mis amigos tienen más y mejores consolas que yo

Alguien que compra a su hijo un sinfín de videojuegos es, simplemente, un gran cliente para sus fabricantes. «Los niños piden todo lo que hay. Pero la responsabilidad sobre el qué se compra y cómo se usa siempre es de los padres», señala Arufe.

Los padres de mis amigos les dejan ver «realities» y otros programas de TV de horario nocturno

Hay que tener en cuenta que el horario, a veces, no es lo perjudicial. Son formatos pensados para el público adulto. En su blog, el profesor añade: «Pregúntale qué le puede aportar para su crecimiento personal ver esos programas».

Quiero un perro como el del vecino y nunca me lo quieres comprar

Nunca debemos comprárselo en cuanto nos lo pide. Es recomendable explicarle la responsabilidad que supone una mascota: «¿Va a bajarlo todos los días?, ¿lo llevará al veterinario?, ¿ayudará a limpiarlo?... Si la respuesta sigue siendo sí, podemos acceder, pero acudiendo mejor a una protectora para ayudar a un perro y no simplemente adquirirlo».

No entiendo por qué tengo que hacer tanto deporte

Uno de cada tres niños gallegos, según datos de la Consellería de Sanidade, sufre sobrepeso u obesidad. La práctica deportiva mejora el aspecto físico y aporta habilidades sociales. «Debe garantizarse un mínimo de una hora de ejercicio al día», dice Arufe.

Nunca me compras ropa de marca

Fomentar el sentido crítico es fundamental en los niños. No es bueno para los pequeños seguir todas las modas... «Y si ahorra parte de la paga al no comprar una marca, sabrá valorarlo aún mejor», aporta al respecto.

Mis amigos van a restaurantes de comida rápida y nosotros casi nunca

«La comida rápida no solo les gusta, a veces es más barata y cómoda que comer en casa», puntualiza el docente. Pero como padres no debemos dejarnos influenciar por eso. Tienen que valorar todo lo bueno de la cocina tradicional.

Todos mis amigos tienen móvil menos yo

El terminal es lo de menos. Su conexión a Internet y los peligros que conlleva es lo preocupante. Si finalmente se lo compramos, la receta es fácil: «Enseñémosles a usarlo y pongamos horarios».

Todos mis amigos tienen Instagram

Cuando Mark Zuckerberg creó Facebook lo hizo como una red de contactos para universitarios, no para menores. Aquí Arufe es tajante: «Hay que regular su uso».

Todos mis amigos se acuestan a la hora que quieren

El sueño forma parte del horario de nuestro hijo. En su blog recomienda una rutina adaptada al colegio y otra para el fin de semana.

A todos mis amigos les dan una paga mayor que la mía

Pagas grandes sin que a cambio haya ningún esfuerzo o mérito por parte de un niño crean un problema a largo plazo: «Llegará un momento en el que te pedirá semanalmente 50 euros y empezará un conflicto difícil de resolver», publica en su web personal.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
43 votos
Tags
Comentarios

El decálogo de la buena educación