Saracho dice que intentó salvar el banco y Ron le acusa de hundirlo

Ana Balseiro
ana balseiro MADRID / LA VOZ

ECONOMÍA

Juan Medina | REUTERS

El último presidente cree que los accionistas «están en su derecho» de reclamar y su antecesor le endosa la responsabilidad

16 jun 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

El último presidente del Banco Popular, Emilio Saracho, rompió ayer su silencio, nueve días después de la resolución y posterior subasta de la entidad. Lo hizo de forma casi telegráfica y ante la insistencia de los medios de comunicación, en la junta general de accionistas de IAG, a la que acudió en calidad de consejero, para admitir que los accionistas de la entidad que han visto desaparecer su inversión «están en su derecho» de emprender acciones legales contra el consejo de administración que él presidió o contra el que le precedió.

Preguntado sobre si se podría haber evitado la intervención de la entidad por parte del BCE, su resolución y venta exprés posterior al Santander, el expresidente se limitó a decir: «Lo he intentado».

Sobre lo que permaneció mudo fue respecto a las declaraciones de su predecesor al frente del banco, Ángel Ron, que en entrevistas a diferentes medios -tres desde el domingo- insiste en señalarle a él como responsable del hundimiento de la entidad.