España se ahorrará hasta 15.000 millones con la caída del petróleo

Economía calcula que el desplome del crudo, que ayer bajó hasta los 45 dólares, añadirá este año seis décimas al crecimiento del PIB


Redacción / La Voz

A los países importadores de petróleo, entre los que figura España (solo producimos el 0,2 % del crudo que consumimos), les viene que ni pintada la caída en picado de los precios del oro negro. Toda una inyección de dinero fresco para la economía que, en el caso español, se traducirá en un incremento de la renta disponible de 15.000 millones de euros. No es un cálculo cualquiera. Es la cifra que maneja el Ministerio de Economía. En resumidas cuentas, es lo que se ahorrarán Estado, ciudadanos y empresas en su factura eléctrica. Dinero que podrán destinar a otra cosa y que, según Economía, añadirá hasta seis décimas al crecimiento del PIB en el 2015.

En el último cuadro macroeconómico que el Gobierno envió a Bruselas, los técnicos de De Guindos estimaban que el precio del brent -el crudo de referencia en Europa- se movería este año por encima de los cien dólares. Nada que ver con la realidad. El barril se pagaba ayer en Londres a poco más de 45 dólares, equivalentes ya a una caída del 60 % respecto a los niveles en los que se movía en junio pasado, cuando empezó a perder fuelle. Se trata de la tercera mayor caída del oro negro en los últimos 50 años. Habría que remontarse a la crisis desatada por la caída de Lehman Brothers en septiembre del 2008 y al colapso de la OPEP en 1985 para ver destrozos mayores.

Va para largo

Y, dicen los analistas que la situación va para largo. El cambio pasa, sí o sí, por una reducción de la oferta. Porque del lado de la demanda no parece que vaya a producirse ninguna explosión. Pero, muchos en la OPEP no están por la labor de recortar el bombeo. Empezando por Arabia Saudí. Tampoco los Emiratos Árabes, que ayer, por boca de su ministro de Energía, Suhail bin Mohammed al-Mazroui, aseguró que la decisión de mantener la producción (30 millones de barriles diarios) que adoptó el cartel a finales de noviembre pasado fue «la adecuada». Y también dejó caer un «no podemos seguir protegiendo un determinado nivel de precios». Los Emiratos Árabes apoyan la estrategia saudí de mirar para otro lado mientras la cotización del oro negro se desploma con la idea de proteger su parte del pastel, expulsando del mercado a competidores indeseados como Estados Unidos y sus técnicas de fracking. Y, mientras, otros exportadores como Venezuela las pasan canutas. El petróleo representa el 96 % de sus ingresos en divisas. Y la sombra de una suspensión de pagos es cada vez más alargada.

Hachazo a la nota de Venezuela

Ayer mismo, Moody's sacó la tijera y rebajó dos escalones la nota de la deuda venezolana, hasta Caa3, porque el riesgo de quiebra «ha aumentado considerablemente». Venezuela está ya en el saco de las inversiones de «muy alto riesgo» de la agencia de calificación financiera, donde se habla de quitas de hasta el 50 %, si se produce el impago.

El presidente Nicolás Maduro, descartó ayer que se vaya a celebrar una próxima cumbre de la OPEP, como pretendía Venezuela «por falta de consenso». Maduro realizó estas declaraciones en Argel, última etapa de su ronda por tierras productoras para recabar apoyos con los que poner freno al descalabro de los precios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

España se ahorrará hasta 15.000 millones con la caída del petróleo