Bonilla conquista al mundo: su cameo en «Parásitos» es una «lovely surprise» para «The Guardian»

César Bonilla confiesa al diario británico que quiere enviar unas latas de sus patatas fritas al director de la oscarizada película surcorena

bonilla

El bum de Bonilla a la vista continúa. Después de anunciar este martes la contratación de ocho personas por el aumento de pedidos tras su aparición en una escena de Parásitos, la película surcoreana de Bong Joon-ho ganadora del Oscar a mejor película y también a mejor film internacional, la firma de papatas fritas con sede en Sabón (Arteixo) protagoniza un reportaje en el periódico británico The Guardian.

Su éxito es una «lovely surprise» (sorpresa encantadora) para el rotativo inglés. «El cameo de la firma española en Parasite conduce al auge de las ventas después de que sus latas distintivas aparecieran en el thriller ganador del Oscar», cuenta The Guardian.

La planta de producción de las patatas fritas Bonilla a la vista, elaboradas con aceite de oliva, está en el polígono de Sabón, en Arteixo
La planta de producción de las patatas fritas Bonilla a la vista, elaboradas con aceite de oliva, está en el polígono de Sabón, en Arteixo

El medio profundiza en la historia de la empresa. «La ciudad gallega de Arteixo es el hogar de un negocio familiar que exporta 40 toneladas de sus patatas fritas a Corea del Sur cada año, y cuyos productos han ganado más bocas gracias a un inesperado cameo en la comedia de Bong Joon-ho», detalla. 

Exportar Galicia

El furor por las papatas de A Coruña elaboradas con aceite de oliva recorre el planeta, tal y como se hace eco el diario con sede en Londres: «Bonilla a la vista fue fundada en 1932 cuando Salvador Bonilla comenzó a viajar por Galicia para vender sus patatas fritas y churros en las ferias. En la actualidad, produce alrededor de 540 toneladas de patatas fritas al año, de las cuales 60 toneladas se venden en el extranjero, dos tercios en Corea del Sur. Una lata de 500 gramos cuesta 13 euros en España y 23 euros en Corea del Sur».

The Guardian entrevista a César Bonilla (Ferrol, 1932), hijo del fundador y actual responsable de la empresa, famosa también por sus cafeterías y sus churros en A Coruña. En el reportaje, Bonilla hace una confesión: quiere enviar al «señor  Bong Joon-ho» unas latas para acompañar a sus estatuas doradas. «Ciertamente, las merece», dijo Bonilla. El ganador del Oscar a mejor director puede ir preparando sus estanterías.

Euronews es otro de los medios de comunicación internacionales fascinados por la repercusión de las patatas gallegas. Nunca una escena dio tanto de sí. La de Bonilla es una historia de cine. 

César Bonilla: «Lo del Óscar disparó la venta on line»

Pablo Portabales

Más o menos cada quince días, sale un contenedor del puerto de Marín con destino a la lejana Corea del Sur con patatas Bonilla. Cuando un barco está partiendo, en la factoría del polígono de Sabón ya empiezan a freír la siguiente remesa

Aunque está acostumbrado al interés mediático, reconoce que «esto fue un bum tremendo. Llegué a la fábrica y estaban los de Telecinco. A mí me entrevistan y hablo. «Digo lo que me sale porque es lo que llevo haciendo toda la vida», confiesa con su estilo directo de siempre. El pasado 7 de diciembre cumplió 87 años. «Nací el día que mi madre cumplía 20 años», apunta este veterano al que no se le escapa ningún detalle. En cada respuesta incluye una anécdota.

La película que triunfaría seguro sería una sobre la vida de César Bonilla. Se llevaría más Oscars que Titanic. El barquito que forma parte de la imagen de Bonilla a la vista superaría al mítico trasatlántico. «La verdad es que todavía no fui al cine a ver la película surcoreana. Me contó el jefe de ventas que era un poco larga, dos horas y pico. Tengo que animarme, aunque la verdad es que voy poco al cine», reconoce. La presencia de sus latas de patatas en el filme Parásitos no solo tuvo repercusión en los medios. «Se contabilizaron miles de entradas en redes sociales. Lo del Oscar disparó la venta on line, de 8 a 80, una barbaridad. En Barcelona se agotaron las latas y me llamó una persona para que le guardásemos una a una amiga que venía de China... Una locura», destaca el empresario.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Bonilla conquista al mundo: su cameo en «Parásitos» es una «lovely surprise» para «The Guardian»