La Marea no aclara si apoyaría al PSOE, que sigue creciendo y alcanza los 9 ediles

Ferreiro evita concretar el respaldo de su partido a un gobierno liderado por Inés Rey. Beatriz Mato solo pone líneas rojas para negociar con los «extremos», Vox y la Marea


a Coruña / La Voz

«Non é momento de falar de pactos», responde el candidato de la Marea Atlántica, Xulio Ferreiro, a la pregunta de si apoyaría un gobierno liderado por los socialistas de Inés Rey, que según la encuesta diaria de Sondaxe ganan terreno y serían la primera fuerza con nueve concejales.

En el 2015, el PSOE y el BNG apoyaron sin condiciones la investidura de Ferreiro para facilitar un gobierno alternativo al de Carlos Negreira. Sin ese respaldo el candidato del PP habría retenido la alcaldía, ya que su partido había sido la fuerza más votada.

Ahora el candidato de la Marea no aclara si estaría dispuesto a hacer lo mismo, ni si su partido entraría en una coalición con los socialistas, a los que en este mandato vetaron en varias ocasiones para entrar en el gobierno. Está seguro de que logrará el apoyo de «moita xente que vota outros partidos noutras eleccións, e non só ao PSOE ou ao BNG»

Las opciones socialistas

Un abanico de alternativas. Si se confirman los resultados que anticipa Sondaxe, el PSOE tendría distintas opciones para gobernar, y no todas pasan por un pacto con la Marea. Como Ferreiro, la candidata socialista, Inés Rey, prefiere no hablar de pactos. Con su partido a la cabeza de las encuestas, pide un «apoyo masivo» para formar un «gobierno fuerte» para «llegar a todos los coruñeses» y «parar a la derecha y la ultraderecha». 

El pacto mínimo. Con nueve concejales, los socialistas solo verían amenazada la alcaldía si no sumase apoyos y el PP y Ciudadanos uniesen sus diez ediles. Parece difícil que sea así, dado el coste político de la operación, pero si llegase a ocurrir podrían superar el trance con la ventaja de ser primera fuerza y el apoyo del BNG, que podría ser puntual o a través de un pacto de gobierno.

Esos equilibrios se mantendrían en el pleno, ya que el voto de calidad del alcalde facilitaría que se rompiesen los empates con un posible bloque PP-Ciudadanos. Eso dejaría un difícil escenario a la Marea, que tendría que elegir entre alinearse con el gobierno de izquierdas o votar contra él junto al centroderecha.

Al contrario que Ferreiro, Francisco Jorquera sí se ha mostrado abierto a llegar a acuerdos con otros grupos de izquierda: «O BNG falará con todas as forzas, (...) pero nunca facilitaremos un goberno de dereitas, e tampouco consentiremos un goberno que non faga nada, que non xestione, como aconteceu neste mandato»

El pacto mayoritario. Claro que la alternativa en principio más estable para el PSOE sería un pacto con la Marea Atlántica. Ambos partidos sumarían 16 ediles, dos más que la mayoría absoluta. Esa solución daría al gobierno el control del pleno, pero es difícil predecir qué estabilidad interna tendría el ejecutivo.  

La alternativa remota. La candidata de Ciudadanos, Mónica Martínez, ha subrayado que hablarán con todos tras los comicios. Así, la opción de un pacto estable PSOE-Ciudadanos existe sobre el papel, pero la situación política nacional lo convierte en una opción remota. Además tendría más complicada su gestión del pleno, ya que la presencia del partido naranja daría un argumento a la izquierda para votar en contra de sus propuestas, incluso junto al PP. 

La opción imposible. La candidata del PP, Beatriz Mato, solo ha descartado negociar con los «extremos», en los que su partido sitúa a Vox y a la Marea. En teoría, sus palabras dejan abierta la posibilidad de una «gran coalición» a la alemana con el PSOE. Pero los socialistas ya anunciaron hace meses que no llegarán a acuerdos con el PP, una postura que se ha visto reforzada por el resultado de las generales. 

La única vía para el PP

Desunión y acuerdo. Con los resultados que vaticina Sondaxe, la única posibilidad de Beatriz Mato para llegar a la alcaldía pasaría por contar con el apoyo de Ciudadanos, y que la izquierda rompiese relaciones. Es prácticamente imposible que ocurra, y las palabras de ayer de Jorquera, cuando subrayó que no facilitará un gobierno de la derecha, añaden un punto de dificultad más.  

Alternativa dos Veciños

¿Un sexto jugador? Aunque la encuesta no le da representación, sí indica que Alternativa dos Veciños está subiendo. Su entrada en el pleno añadiría un nuevo factor. Su candidato, Pedro Armas, subraya que su partido «facilitará la gobernabilidad», tanto si entrase en el ejecutivo como desde la oposición. Armas garantizó además que no bloquearían los presupuestos, aunque intentarían hacer aportaciones. Por afinidad, darían prioridad a un gobierno de izquierdas. Si la alcaldía fuese del PP harían oposición pero, subrayó, no bloquearían proyectos de ciudad, como la ampliación de Alfonso Molina.

Los mercados y los barrios, dos clásicos que nunca faltan

Xosé Gago

Sin obras de calado en cuatro años, todos los partidos prometen intervenir en parques, calles y plazas

Más zonas verdes, calles renovadas y mercados revitalizados. La campaña se centra en los barrios, habitual campo de batalla electoral, donde tras cuatro años sin obras de importancia, todos los candidatos tienen espacio libre para hacer promesas.

El cabeza de lista de Marea Atlántica, y actual alcalde, Xulio Ferreiro, visitó el Agra del Orzán. En la plaza de As Conchiñas, prometió reformar ese espacio, ampliando el parque infantil. También se comprometió a reurbanizar la calle Liaño Flores y a abrir el parque del Observatorio. Ese compromiso no es nuevo, la apertura del parque ya figuraba en el programa con el que se presentó a la alcaldía en el 2015. Pero el parque sigue cerrado.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

La Marea no aclara si apoyaría al PSOE, que sigue creciendo y alcanza los 9 ediles