Casi 2.400 coruñeses están a la espera de una vivienda protegida

El Ayuntamiento solo adquirió un piso durante este mandato para alquiler social


A Coruña / la voz

Con los precios de la escasa vivienda nueva remontando hacia valores previos a la crisis y los alquileres disparándose en los últimos cuatro años por la escasa oferta habitacional, hacerse con un hogar en A Coruña se ha convertido en un problema, sobre todo para aquellos colectivos más vulnerables, como jóvenes que ingresan en el mercado laboral y mayores dependientes de pensiones exiguas.

Así, en A Coruña existen actualmente 2.375 personas inscritas en el registro único de demandantes de vivienda protegida. Se trata de un listado gestionado por la Xunta en el que cualquiera puede apuntarse para acceder a las viviendas a precio tasado que gestionan las distintas administraciones.

El problema es que durante los últimos cuatro años la oferta de vivienda pública en la ciudad se redujo a un único apartamento de segunda mano en el Ventorrillo. A eso se redujo el plan de vivienda del Ayuntamiento. El consistorio, realmente, había comprado seis -insuficientes también para alojar a casi 2.400 personas con sus familias-, pero acabó anulando la adquisición de cinco de ellos -uno aún está pendiente- por graves irregularidades. Dos de esos pisos fueron los vendidos por un afín de la Marea que dice que no puede devolver el dinero.

En A Coruña, a principios del actual mandato, el Hogar de Sor Eusebia trató de construir una docena de viviendas para personas sin hogar dentro del proyecto Mi Casita. Finalmente el Ayuntamiento, que inicialmente había ofrecido terrenos en Eirís, dejó en suspenso también ese plan.

En A Coruña la única promoción de vivienda pública en marcha la está desarrollando la Xunta en el Ofimático, donde construye un bloque de 40 pisos, obra que actualmente está parada por las diferencias entre la constructora y el IGVS. Durante los trabajos la empresa encontró dificultades en la cimentación que incrementan los costes del proyecto.

Así, el cómputo del mandato se reduce, por ahora, al piso del número 11 de la calle Agra da Bragua comprado por el Ayuntamiento.

La demanda de un hogar a precio tasado no ha dejado de crecer en el mandato. Así, hoy hay 99 personas más que el mes pasado inscritas en el registro de demandantes de la Xunta. En total, el Ayuntamiento tiene 404 pisos -uno más que en el anterior mandato- y la Xunta unos 200. La demanda supera con mucho la oferta y todos están prácticamente siempre ocupados.

En la comarca coruñesa también hay interés en lograr pisos protegidos, aunque la presión es mucho menor que en A Coruña. Así, en Cambre están registradas 212 solicitudes. Le sigue Culleredo con 187 y Oleiros con 148. Tras ellos se sitúa Arteixo, con 98. En el resto de los municipios la demanda es residual. En total, A Coruña y su área cuentan con 3.082 solicitantes.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Casi 2.400 coruñeses están a la espera de una vivienda protegida