Un obstáculo menos en Eirís para resolver los accesos al Oncológico

Medio Ambiente taló el pino, seco en un 90 %, que impedía ampliar la vía principal


a coruña / la voz

Un pino de porte todavía imponente pero prácticamente seco sirvió hasta el pasado viernes el último obstáculo para la reforma de los accesos al Centro Oncológico de Galicia, en la ladera de Eirís. El ejemplar sufría desde hace dos años una sequía progresiva que en los últimos estudios realizados por la Concellería de Medio Ambiente afectaba al 90 % de la estructura y, según trabajadores de la zona, era apreciable a simple vista. «Era un peligro, tenía todas las ramas secas y cuando vimos que lo habían talado lo primero que pensamos fue que lo hacían por el riesgo de que cayera en un temporal», cuenta Sonia, una trabajadora del Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Issga) que se encuentra al otro lado de la glorieta situada al pie del pino.

Efectivamente, el Ayuntamiento confirmó ayer «importantes riscos de caída das pólas e incluso de derrube completo nunha situación meteorolóxica especialmente adversa», por lo que el pasado viernes, atendiendo una solicitud del propio Oncológico en cuyo jardín se alzaba el árbol, técnicos de Medio Ambiente llevaron a cabo la tala.

La existencia del pino, en el extremo inferior de la calle Doctor Camilo Veiras, que baja desde la avenida de Montserrat por delante del viejo edificio del Oncológico, era uno de los impedimentos para la ampliación de la vía, muy estrecha en este tramo a tal punto que «non son unha nin dúas veces as que nos levan por diante os retrovisores», explica José, un taxista que a mediodía de ayer ocupaba el primer lugar en la parada. A su altura, enfrente de la puerta principal del Oncológico, las dimensiones de la calle no permiten el cruce de dos coches en sentido opuesto. «O que baixa ten que parar, esperar a que pase o que vén de subida e seguir. E logo ter coidado aí na curva antes da rotonda, que se o que sube vén moi aberto xa se pode liar», explica el hombre.

Menos jardín

Muerto el árbol, la ampliación de la vía solo requeriría reducir el jardín perimetral de la parcela del viejo edificio, una actuación que podría estar en el calendario de obras municipal. Trabajadores del hospital aseguraron que a finales de diciembre un equipo del Ayuntamiento visitó la zona e hizo mediciones para ejecutar el proyecto de mejora, que resolvería solo una parte del colapso en los accesos.

Quedaría pendiente el tapón que se forma en la entrada del otro vial que sale de la glorieta del pino y se adentra en el solar del Issga hasta la puerta del edificio de radioterapia. Demasiado estrecho también para dar cabida a dos coches en sentido opuesto, obliga a las ambulancias a esperar a que el coche que encuentran de frente las rebase para seguir su camino.

Un muro separa ambas calles. La ampliación de una de ellas no evitaría el atasco de la colindante, por lo que los usuarios y trabajadores de la zona demandan una actuación unitaria. La primera es de titularidad municipal. La segunda forma parte de la parcela cedida para construir el edificio de Saúde Laboral de la Xunta, pero según la Axencia Galega de Infraestruturas no es autonómica.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Un obstáculo menos en Eirís para resolver los accesos al Oncológico