Dumbría marca Territorio Vákner para seguir enriqueciendo el Camino

El simposio internacional es solo una de las múltiples iniciativas puestas en marcha

;
Dumbría marca territorio Vakner para seguir enriqueciendo el Camino _
j. v. l.
carballo, cee / la voz

«Non é un proxecto local, non é unha escultura» se cansó de repetir ayer el alcalde de Dumbría, José Manuel Pequeño, para poner el acento en que Territorio Vákner debe convertirse en eso, en una apuesta de territorio, de valorización del patrimonio inmaterial y aprovechamiento turístico que vaya mucho más allá de Dumbría y de la propia comarca, hasta implicar a toda la zona influida por el Camino a Fisterra y Muxía.

Para ello, como desgranaron ayer el propio alcalde, el historiador Antón Pombo, el publicista David García o el escultor Cándido Pazos en la presentación del proyecto Terras do Vákner, la segunda jornada del simposio internacional sobre el mítico monstruo devorador de peregrinos, esta andadura no ha hecho más que empezar. Al margen de la proyección audiovisual y la escultura que se presentaron ayer, hay previsto numeroso material gráfico e incluso la creación de un premio que se fallará con carácter anual. Estará destinado a reconocer las buenas prácticas realizadas por los distintos actores que tienen que ver con el Camino: peregrinos, hospitaleros, instituciones....

De hecho, en lo que insistió Pombo, uno de los principales artífices de la iniciativa, que se dedicó a contextualizar de manera profusa lo que era Europa en la época del Vákner, es en la necesidad de que estas acciones se encaminen a la consecución de una marca reconocida.

Para ello, uno de los primeros hitos, y no precisamente menor, es que la composición de Bieito Romero sobre el viaje del peregrino armenio, cuyo testimonio da origen a toda la leyenda, abrirá el próximo disco de Luar na Lubre, Vieiros e Vieiras, con la voz de Irma Macías. Un trabajo que verá la luz la próxima primavera y que, como ayer explicaba el propio Romero, volverá a tener muy presente la Costa da Morte, como el Duio histórico fisterrán o la Virxe da Barca de Muxía.

«Viña escéptico e marcho entusiasmado», apuntaba otro de los estudiosos de la ruta, José Antonio de la Riera, que, como varios de los presentes ayer, que luego completaron una ruta por el Concello, aplaudieron la iniciativa dumbriesa y llamaron a convertirla en un proyecto gallego.

La experiencia francesa de la Bête de Gévaudan dará lugar a un plan de hermanamiento

La experiencia de la Bête [bestia] de Gévaudan, que ayer describió Antón Pombo, va años luz por delante de la del Vákner, porque implica prácticamente a todo el departamento de Lozère y también a sus vecinos. Existe abundante documentación sobre las entre 80 y 115 muertes causadas en la franja 1764 a 1767 y los numerosos ataques, que elevan las víctimas a más de 500 y desataron toda una psicosis colectiva con matanzas indiscriminadas de lobos. Una torre medieval restaurada le sirve como museo y existe todo tipo de material, desde más de 20 estatuas hasta libros, películas y videojuegos. El municipio de Saugues, con apenas 2.000 habitantes, ejerce como capital de este legado aprovechado a nivel patrimonial y turístico y, dado que los paralelismos con Dumbría resultan importantes, desde el Concello van a tratar de establecer una relación de hermanamiento con sus homólogos franceses.

Una estatua de cinco metros de alto

La maqueta de la futura estatua del Vákner, que ayer pasaba de mano en mano, fue uno de los atractivos de la cita. La obra final tendrá 3,5 metros de altura, sobre un pedestal de piedra que la eleva hasta los cinco. Todo apunta a que estará ubicada en el Marco do Couto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dumbría marca Territorio Vákner para seguir enriqueciendo el Camino