Los expertos urgen a la Xunta a crear un plan de transición ecológica

Xavier Fonseca Blanco
Xavier Fonseca REDACCIÓN / LA VOZ

BIODIVERSA GALICIA

URV

Sin una hoja de ruta, la comunidad perderá ayudas vinculadas al cambio climático. Bruselas incluso podría sancionar a la Administración gallega por carecer de una estrategia

23 sep 2019 . Actualizado a las 17:18 h.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por Naciones Unidas representan papel mojado sin un plan de ejecución. La Agenda 2030 se ha diseñado precisamente para crear una hoja de ruta que permita al mundo llevar a cabo una transición energética. Y la política debe sentar las bases del cambio de modelo.

Desde Europa se están dando los primeros pasos, a través de los llamados protocolos Nexus. «Hay una serie de objetivos transversales que son lo que llamamos CLEWs, las iniciales en inglés de clima, tierra, energía y agua. Sobre estos cuatro pilares se han creado un conjunto de redes neuronales que ayudan a elaborar mapas de transición sostenible para una determinada región. Por ejemplo, se introduce la información referente a la radiación solar, la población, el viento y otro tipo de variables y se obtiene un modelo que te dirá dónde hay que instalar la energía centralizada o distribuida y cuáles son las mejores zonas para explotar los cultivos, con previsiones a diez años. En definitiva, se trata de un plan para desarrollar políticas concretas», explica Ángeles López, profesora del Máster en Energías Renovables, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible de la Universidade de Santiago.

Sanciones

Muchos países del mundo como Nigeria, Madagascar, Perú y Ecuador ya tienen sus CLEWs listos. En Europa, potencias como Noruega y Alemania disponen de ellos y Francia incluso ya está trabajando por regiones. En España y Galicia ni hay ni se esperan, al menos de momento. Quedarse atrás en la carrera de la transición ecológica puede costar muy caro. «A partir del 2020 cada vez que una región quiera pedir ayudas al Banco Mundial para desarrollar cualquier acción que tenga que ver con el cambio climático tendrá que presentar el mapa CLEWs de la zona. Está en juego una cantidad muy importante de dinero», advierte López.