Las mil formas de viajar al Marisco

En autobús, caravana o coche, la fiesta cuentan con fieles que repiten año tras año


o grove / la voz

Teniendo en cuenta la ubicación y la limitación del transporte público, llegar hasta O Grove para disfrutar de la Festa do Marisco no parece tarea sencilla. Quizás por eso buena parte de los visitantes se acercan a la localidad meca en excursiones organizadas. El autobús sigue siendo el principal medio de locomoción, aunque cada vez más son los que se apuntan a la moda de las autocaravanas. Estas se cuentan por decenas y sus propietarios suelen ser fijos, de los que vienen año tras año. Como Julio y Yely, que llevan cuatro años viniendo a disfrutar de la fiesta meca.

Son las doce de la mañana y en la carpa de degustación ya hay cola. Dos autobuses acaban de dejar alrededor de un centenar de personas en la zona de O Corgo. Los primeros viajeros vienen de Barcelona. «Estuvimos el otro día, pero estaba cerrado. Ahora hemos venido a probar la comida», explica una de ellas. Más veteranos son los salmantinos. María Luisa, Agustina, Miguel y Casimiro son muy fans de la fiesta. Todos los años buscan un viaje que los traiga a comer marisco. Y les encanta.

Pero en las inmediaciones del recinto festivo hay otro medio de transporte que cada vez cuenta con mayor número de fans entre los adeptos al Marisco: las autocaravanas. «Esta es la cuarta vez que venimos», explican Julio y Yely desde la suya, estacionada en las inmediaciones de las casetas de los marineros. A su alrededor hay tres o cuatro vehículos más. Y también en los aparcamientos de O Corgo, y hasta por las calles de Lordelo. «Siempre nos tratan de maravilla y no hemos tenido problema», aseguran en relación con la polémica que causan en ocasiones estos vehículos. Así que durante día y medio viven al lado de la fiesta, «cada día comemos y cenamos raciones distintas», relatan.

Los escolares del Rosalía de Castro se acercan a conocer la fiesta

La oficina de turismo de O Grove recibió ayer a unos ilustres visitantes: alumnos de primaria del colegio Rosalía de Castro. Su visita se enmarca dentro del proyecto que está desarrollando este año el centro. El grupo fue recibido en la oficina de turismo y, posteriormente, realizó un recorrido por todo el recinto. Fueron a la carpa institucional, donde Eloy Cancela, de A Horta do Obradoiro, estaba realizando una exhibición de cocina.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Las mil formas de viajar al Marisco