Piden a la ministra Yolanda Díaz que interceda para que el Gobierno "intervenga temporalmente Alcoa"

Lo solicita En Marea, recordando que la hoy ministra es lo que defendía tiempo atrás

;
Multitudinaria movilización en Ribadeo por los empleos de Alcoa San Cibrao

ribadeo / la voz

En Marea ha remitido una carta a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en la que le pide que «haga valer su posición» en el Gobierno e interceda para que la Administración central intervenga de forma temporal la planta de Alcoa de San Cibrao, en Cervo (Lugo), para garantizar su viabilidad y el mantenimiento del empleo.

En una rueda prensa telemática ofrecida este lunes, el portavoz de la formación, Francisco Casal, ha asegurado que si no se actúa «la situación podría volverse irreversible» y ha recordado unas declaraciones en las que la propia Yolanda Díaz reclamaba al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que interviniese la factoría a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

«Instamos a que mantenga su posición, que la defienda en el Consejo de Ministros de la forma lo más urgente posible», ha manifestado Francisco Casal, que ha defendido la «intervención temporal» y la aprobación del estatuto de los consumidores electrointensivos como vías para garantizar el futuro de la planta.

«Hablamos de entrada temporal porque pensamos que la nacionalización no es la solución. No consideramos que el Estado esté capacitado para meterse en el mercado mundial del aluminio», ha sostenido Casal, que considera que «la medida más viable» es una entrada «temporal» para «cubrir las carencias que en este momento tiene la compañía».

Todo ello con la idea de que «cuando el mercado esté recuperado» y la planta «vuelva a ser rentable» el Estado pudiese vender su partición «incluso con plusvalías, como hace el Gobierno alemán», ha añadido.

Además de esta intervención temporal, el portavoz de En Marea ha vuelto a reclamar la aprobación de un estatuto para los consumidores electrointensivos que tenga en cuenta las aportaciones realizadas por los trabajadores.

Ayer, domingo, los trabajadores se manifestaron en Ribadeo. «Alcoa, se salva, lu-chan-do». Fue la consigna que se repitió en la multitudinaria protesta en Ribadeo, en la que trabajadores de Alcoa instalaron barricadas y cortaron la circulación durante una hora en la A-8 en el puente de los Santos. Fue un acto que discurrió sin ningún incidente más allá de la irrupción en la autovía y el corte, pero en el que se subió el calibre de los mensajes, del tipo «si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra» o «a próxima visita será con dinamita», entre referencias a la falta de soluciones del gobierno y a que sí hay alternativa a los despidos y al cierre de la planta de aluminio.

Al término de la marcha, al pie de la estación de autobuses de Ribadeo, el presidente del comité de empresa, José Antonio Zan, megáfono en mano, manifestaba: «Hace falta un Gobierno valiente, que sepa donde estar. Sin el sector primario y sin la industria primaria es imposible salir de esa crisis. Si queremos tener médicos y hospitales de primera hay que tener dinero para soportarlo, y si no tenemos el dinero de la industria no habrá ni hospitales ni médicos. Así que le mandamos un mensaje al gobierno: Alcoa, se salva, lu-chan-do». A continuación, todos se unieron en el grito de la consigna. Y minutos después, tal y como se había formado, la concentración poco a poco se disolvió. El objetivo, lanzar su mensaje, se había cumplido.

«No queremos entrar en la batalla política, pero si no queda más remedio lo haremos»

El último mensaje de José Antonio Zan, presidente del comité de empresa de Alcoa, antes de disolverse la concentración de Ribadeo, fue una advertencia: «Damos por cerrado el acto. Habrá muchos más y cada vez serán mas contundentes si no le ponen remedio a esto. Avisamos: no queremos entrar en la batalla política, pero si no nos dejan más remedio lo haremos. Que vayan espabilando y haciendo su trabajo, que nosotros nos levantamos a las siete de la mañana para hacer el nuestro». Y, finalmente, un grito unánime se escuchó por unos segundos en Ribadeo: «Alcoa, se salva, lu-chan-do».

Posteriormente, Zan se ratificaría: «Estamos hartos, aquí, o se cumple o vamos a dar caña hasta que se aburran. Guerra, guerra, guerra y leña, leña, leña».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Piden a la ministra Yolanda Díaz que interceda para que el Gobierno "intervenga temporalmente Alcoa"