Cine

.

«Wonder», sonrisa sin sonrojo

El director Stephen Chbosky renuncia al ingrediente babosete y opta por una agradecida mesura, a riesgo de resultar poco verosímil por momentos