Víctor González, empleado de Ousá, empaqueta uno de los pedidos que luego se entregarán a través de la app Too Good To Go
Víctor González, empleado de Ousá, empaqueta uno de los pedidos que luego se entregarán a través de la app Too Good To Go

La «app» recién llegada a Lugo que convierte las sobras en un negocio y ofrece comidas por entre dos y cinco euros

Más de 40 negocios aprovechan ahora sus excedentes, los cuales antes se iban directamente a la basura y ahora pasan a formar parte de un «pack sorpresa» en el que el cliente no sabe qué va a recibir