Teo

Santiago da la espalda al ladrillo

La inversión del Concello en obra pública cae a cifras inferiores a las de la crisis. Toca este año mínimos históricos tras ser menor en el 2018 que la de municipios como Arteixo o Carballo