Pablo Carreño, durante el partido de semifinales, en el US Open

Otra forma de mirar, de narrar

«Estaba en casa, pero...» se centra en una madre agobiada, viuda reciente y con dos hijos