Más personas que Perseidas

El fenómeno de las lágrimas de San Lorenzo hizo trasnochar a miles de gallegos, pero las estrellas fueron realmente fugaces y apenas se dejaron ver