De izquierda a derecha, Rodríguez Iglesias, Tomás Fernández-Couto y Francisco Díaz-Fierros

«Es un privilegio ayudar a mejorar la vida de las personas»

Nada más licenciarse en Económicas, una beca le dio la primera oportunidad laboral en el ámbito empresarial. Pero fue su entrada en la política lo que permitió a Amparo González trabajar en el campo que más le gusta, el de los servicios sociales; primero como directora de la Fundación Galega para a Tutela de Adultos (Funga) y ahora en la Dirección Xeral de Familia