García Mañá en Praga
Yes

El ocio clandestino es tendencia

Catas, conciertos, cenas... Incluso locales a los que solo se accede con contraseña. Hubo un tiempo en el que lo de mantener el sigilo era por prudencia. Hoy es tendencia.