Todos pendientes del 9-M

Los dos primeros meses del año serán de dura campaña electoral. Sabemos bien lo que nos espera a partir de ahora: promesas por doquier y leña a tutiplén