¿Cómo pueden escribir debajo del agua?

PUES CON UN LÁPIZ Y UN PAPEL. ¿Cómo iba a ser, si no? Los arqueólogos subacuáticos se han convertido en verdaderos equilibristas del manuscrito. Evitar los peces curiosos y atar el lápiz para que no se escape es clave