Los Biondo no descansan en paz

«Mario no tenía el cuello roto, tenía los pies en el suelo y moratones en las piernas», por eso, dice Andrea Biondo a La Voz, «queremos abrir una investigación»

S. F.