Portugal pide el rescate

Sócrates admite que el agravamiento de la crisis financiera se ha vuelto una «amenaza para la economía del país» y culpa a la oposición por rechazar su plan de ajuste.