Ocho millones de euros para los integrantes de las mesas electorales


En pleno proceso de tijeretazo estatal y con la troika FMI, BCE y UE (los prestamistas del rescate financiero) encima y temerosa de que Portugal no cumpla, el gasto que ha provocado la convocatoria de unas elecciones legislativas con dos años de anticipación es visto por muchos como poco menos que un despilfarro. Un ejemplo: las más de 10.000 personas que han sido citadas para las mesas electorales para el próximo domingo recibirán cada una 76, 32 euros en concepto de dietas. Solo este capítulo supondrá un gasto de 8 millones de euros, una cifra que el presidente de la Asociación Nacional de Parroquias (equivalente a la federación de municipios), Armando Vieira, considera susceptible de recorte. «No tengo ningún problema en asumir que tal vez este trabajo debe ser voluntario, una acción cívica para ese día, ahorrando así ese dinero a la República», dijo a título personal.

Menos ministerios

La necesidad de ahorrar en burocracia estatal ha llevado al líder de la oposición, Passos Coelho (PSD), a proponer un Gobierno más reducido, que rebaje de 17 a 10 el número de ministerios. Ante el revuelo montado -el propio presidente de la República, Cavaco Silva, llegó a manifestar su preocupación, sin dejar de reafirmar su imparcialidad en los comicios-, el candidato de la derecha se vio obligado a rectificar y a dejar la cifra en torno a los 12 ministerios. Este nuevo traspié de Passos Coelho ha vuelto a dar alas al socialista Sócrates, que no dudó en poner en evidencia la «falta de preparación» de su adversario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Ocho millones de euros para los integrantes de las mesas electorales