¿De dónde vienen estos platos?

Seguro que te pica la curiosidad. ¿A quién se le ocurrió por primera vez hacer un sándwich? ¿De dónde viene la pasta a la putanesca? Te descubrimos el sorprendente origen de estos platos, a veces asociado a algún famoso personaje de la época de su creación. Las recetas puedes encontrarlas todas en www.lacocinaesvida.com


Sándwich de pastrami

EL BOCADO DE MEG RYAN

Este popular bocadillo de carne fue introducido en EE. UU. por los inmigrantes judíos de la Europa oriental a mediados del siglo XIX. Compuesto de ternera en salmuera, ahumada con pepinillos y mostaza, se popularizó más aún con la película Cuando Harry encontró a Sally. En ella Meg Ryan finge un orgasmo ante Billy Cristal, en el famoso restaurante Katz’s, en Nueva York. Allí siguen ofreciendo este exclusivo bocadillo de carne desde hace 125 años. Actualmente, además de ser uno de los más preciados platos del recetario judío, es un icono neoyorquino que aparece en muchas series como una referencia gastronómica.

Spaguetti alla puttanesca

DEL NÁPOLES PROFUNDO

Estamos ante un controvertido plato, tanto por su nombre como por sus orígenes. La salsa está compuesta de ingredientes mediterráneos como tomate, alcaparras, aceitunas negras y anchoas. Si hablamos de Nápoles, podemos imaginarnos la ciudad bulliciosa y caótica, sobre todo después de la Segunda Guerra Mundial, que supuestamente es cuando tiene origen este plato marinero. Según cuentan las malas lenguas, era un plato que preparaban las prostitutas entre cliente y cliente, ya que es una receta sencilla y rápida. Cuentan que Yvette la Francese, propietaria de un burdel y una casa de comidas, fue la inventora. Otros se inclinan por las casas que preparaban pasta, en las que paraban los camioneros. Generalmente, estos locales tenían una planta superior a la que accedían los clientes a tomar el postre con «chicas de moral distraída». Existe otra versión en la que se relaciona el nombre por el olor que desprenden las anchoas.

Sopa de cebolla

DEL PUEBLO AL PALACIO

«Esta elaboración de origen francés que se remonta a la edad media pasó de ser un plato humilde y de hambrunas, a estar presente en las mesas palaciegas y de la alta burguesía en el siglo XVIII, gracias a Estalisnao Leczinski, rey de Polonia y suegro de Luis XV. A pesar de que ha sido un cuenco que ha calentado a ricos y pobres durante toda su historia, Alejandro Dumas escribió que «era una sopa muy querida de los cazadores, gente de mala vida y venerada por los borrachos».

En 1826 Francia decretó que todos los domingos se comiese sopa de cebolla. Seguro que de ahí viene la costumbre parisina de acabar las juergas nocturnas con esta reconstituyente preparación. Y más aún cuando se alarga la noche del sábado…

Tarta Pavlova

¿NUEVA ZELANDA O AUSTRALIA?

En lo único que se ponen de acuerdo australianos y neozelandeses es en que el nombre de este postre, compuesto de un merengue crujiente por fuera y cremoso en su interior, complementado por frutos rojos, se debe a la bailarina rusa Anna Pavlova. El biógrafo de la bailarina cuenta que cuando se encontraba de gira en 1926, durante su estancia en Nueva Zelanda, el chef del hotel donde se hospedaba creó este postre en su honor. Tal es la polémica, que el asunto pasó incluso a ser investigado por Helen Leach, antropóloga alimentaria de la Universidad de Otago. La profesora concluyó que había una receta muy parecida a la Pavlova en un libro publicado en Nueva Zelanda en 1929. Esto descartaría a los australianos como autores, ya que las recetas encontradas en este país provienen de 1940.

Tatín de manzanas (o de berenjenas)

ERRORES MUY FAMOSOS

La leyenda de la Tarta Tatín apunta a que fue creada por un error en la cocina del Hotel Tatin, de la localidad francesa de Lamotte-Beuvron en 1889. El hotel, al cual debe su nombre, era regentado por dos hermanas, Stéphanie Tatin (1838-1917) y Caroline Tatin (1847-1911). Existen numerosas versiones acerca de su origen pero, tal vez, la historia más aceptada es la que apunta a un despiste de Stéphanie Tatin, que hizo que se cocinaran más de la cuenta las manzanas, y con el objeto de no desperdiciarlas, le pusieron la pasta encima y la hornearon. Posteriormente la dieron la vuelta y como resultado obtuvieron esta elaboración de repostería tan conocida en el país galo. Otra versión es que se averió el horno y tuvieron que hacerla sobre el fuego. A pesar de que al principio se hacía con manzanas, con el tiempo se ha ido elaborando con otro tipo de frutas e incluso ingredientes salados como berenjenas.

Ostras Rockefeller

BOCADO DE RICOS

Cuando hablamos de esta sabrosa elaboración, nos referimos a Rockefeller, el multimillonario americano, del que comparaban su riqueza con la del sabor de las ostras, pues decían que eran tan intensas, fuertes y ricas como el magnate. Pero nos tenemos que remontar al año 1899, ya que en el Restaurante Antoine de Nueva Orleans, Jules Antoine creó esta controvertida receta. Dicen que cuando falleció se llevó la composición a la tumba y que desde entonces nadie se ha puesto de acuerdo con la lista de ingredientes. En lo que sí coinciden todos los cocineros es en que básicamente llevan una mezcla de hierbas, pan rallado, un poco de vino blanco y queso. A partir de ahí, hay que remitirse a una de las famosas frases del empresario americano: «El secreto para el éxito es hacer las cosas comunes de forma poco común». Actualmente las podemos seguir degustando en Antoine, el restaurante más antiguo de Nueva Orleans.

Steak tartar

LA CARNE DE SIBERIA

La sencillez de esta conocida elaboración contrasta con la infinidad de teorías que existen acerca de su origen. Nos quedamos con la de Marco Polo que relata en su Libro de las Maravillas que allá por el siglo XIII en la corte mongol de Kublai Khan «Los nobles también comen carne cruda, que hacen picar y preparar con salsa de ajos y especias». También, a veces se le atribuye a Marco Polo la leyenda de que los jinetes tártaros, colocaban un filete entre el lomo del caballo y la montura, para ablandarla con los golpes. Al tratarse de carne cruda, es un plato que preferiblemente ha de prepararse en la mesa inmediatamente antes de servirlo. Alain Ducasse lo pone en práctica en su restaurante Le Jules Verne, con una estrella Michelin, ubicado en la Torre Eiffel y con el mejor steak tartar de todo París.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
51 votos
Comentarios

¿De dónde vienen estos platos?