Yo salgo en Google Maps

UN, DOS, TRES... ¡FOTO! Quién me iba a decir que un buen día iba a pasar el famoso coche de la aplicación para inmortalizarme entre su maraña mundial de mapas. Entramos en Street View, que renueva las imágenes cada tres años y hasta tiene una máquina del tiempo para ver el aspecto de las calles en el pasado. La directora de comunicación de Google nos cuenta sus secretos... y creo que a mi foto le queda medio telediario.

N.S.

Sí, como lo lees. Yo salgo en Google Maps. ¿Cómo lo sé? Ya adelanto que fue casual y que a ti también te puede pasar. Solo tienes que estar atento, por si te pasa por delante el coche de Google cualquier día que estés en la calle. Así me sucedió a mí una tarde delante de la Facultad de Ciencias de la Información en la Universidad Complutense de Madrid. Mientras charlaba con unos amigos, nos pasó por delante un vehículo con una cámara de gran tamaño en el techo -lo difícil es no verlo- y enseguida nos dimos cuenta de lo famosos que nos íbamos a hacer. ¡Quedaríamos retratados en una de las mayores plataformas del mundo! Pero tampoco os quiero engañar, porque la fama es como la espuma y, como tal, no durará demasiado. Y es que las imágenes del Street View de Google se renuevan cada tres años, por lo que ya solo nos quedan unos meses para volver a ser anónimos de nuevo. Nuestro gozo en un pozo.

Lo descubrimos hace unos meses, así que nuestra emoción durará más bien poco, porque tardamos demasiado en recordar que nos habían hecho la foto. Hace unos tres meses, Daniel, uno de los chicos que sale conmigo en el pantallazo de la izquierda, revivió el momento Google y tomó la decisión de acceder a Maps. Fue entonces cuando nos vio ahí sentados, tan monos, durante uno de nuestros días de universidad. Y claro, no tardó ni un momento en mandarme una foto de la hazaña, una sorpresa que no esperaba después de tanto tiempo, pues habían pasado ya dos años de la instantánea.

¿Y tú? ¿Alguna vez te has metido en Google Maps para ver si se ve tu casa? Lo cierto es que más de uno, de dos y de tres se han cotilleado en el Street View de Google -arrastrando el muñequito al mapa para ver las calles desde dentro- y, aunque esta aplicación nos permite visitar cualquier parte del mundo, al final somos todos iguales y acabamos mirando lo que ya conocemos. Pero esta herramienta tiene muchos más entresijos de los que puedes llegar a imaginar.

NADIE TE RECONOCERÁ

Lo primero que tienes que saber es que, aunque persigas al coche de Google para que te saque millones de fotos, nadie te podrá reconocer. Al menos en nuestro país, nos lo confirma Anaïs Pérez, directora de comunicación de Google España: «Todas las caras y matrículas de coche están borrosas por cuestiones de privacidad». Por eso no te tendrás que preocupar, nadie te parará por la calle si la cámara decide capturarte. Incluso si tú piensas que tu casa o vehículo no tiene por qué salir en ningún lugar de Internet, porque la fama no va contigo, puedes ponerte en contacto con ellos comunicándoles tu decisión y automáticamente pixelarán, si es tu deseo, tu casa entera, por ejemplo. Y si por azares del destino tienes la suerte de cruzarte con ese coche, ¿sabes cuánto tiempo pasará hasta que te veas inmortalizado? Anaïs Pérez asegura que tendrás que aguantar tu impaciencia unos meses, ya que tardan un tiempo en procesar las imágenes captadas.

¿Quieres más curiosidades? Hay una función que pocos conocen, se llama máquina del tiempo. Aunque suene a locura, no te hará volver a tus años de juventud, Google no llega a tanto, pero sí te permite ver cómo eran las distintas partes del mundo años atrás. Esta opción te permitirá ser Doc Brown, protagonista de Regreso al futuro, por unos momentos y retroceder hasta el 2007, año en el que comenzaron a tomar instantáneas los curiosos de esta plataforma mundial.

Desde tu habitación viajar a la Medina de Marrakech, poder ver las aguas cristalinas de Indonesia, admirar las estrellas del bulevar de Hollywood o verme a mí misma sentada delante de una de las facultades de la Complutense son solo algunas de las aventuras que podrás vivir con solo hacer clic en esta conocida plataforma que está al alcance de todos.

¿Quién iba a imaginar que era tan fácil que te captasen las cámaras de Google? Sí, a mí me pasó. Algún día quizás seas tú el protagonista de una de esas imágenes que, aunque desaparezcan de la vista actual como está a punto de hacer la mía, quedarán para la posteridad en el túnel del tiempo. Mientras tanto, estate atento. Cualquier día de estos podrás ser tú el que se hace famoso. ¡Sonríe, que la cámara puede estar delante de ti!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Yo salgo en Google Maps