De la selva directo a tu plato

¿TE GUSTARÍA probar la carne de pitón o de cocodrilo pero no tienes ni tiempo ni dinero para ir a África a hacerlo? Tenemos la solución, varios restaurantes gallegos hacen todo lo posible para que probar esta carne se convierta en toda una aventura. ¿Te animas?

S. F.

Pitón fileteada o un trocito de canguro, ¿cuál crees que es la que sabe a pollo? Estos sabores son difíciles de adivinar. En ocasiones, nuestro paladar no está acostumbrado y tienen una textura que nunca antes hubiéramos imaginado. Al ser carnes salvajes son mucho más duras, pero eso no quita que estén de lo más sabrosas. «No es un tipo de comida de la que te entra antojo», dice Manuel, dueño del restaurante Adega Dos Avós, pero es algo que hay que probar, es un sabor único. 

Llegó el momento de innovar, de no aburrirse más con un triste plato de comida. Los tiempos cambian y hay que adaptarse a todo tipo de sabores. No vale conformarnos solo con el raxo o la tortilla, ahora también queremos una fondue de bisonte. Estos restaurantes no conciben ofrecer una carta al uso, buscan diferenciarse, darle al cliente un producto bien elaborado que no podría comprar en un supermercado corriente y, lo más importante, ofrecerle una experiencia única para que vuelvan y repitan. Son pocos, pero por el momento, lo han conseguido.

LA BRAVA, OURENSE

Aurelio regenta La Brava, un restaurante de lo más hipster que combina los platos más clásicos con otros muy pero que muy modernos. Tienen comida vegana, como humus con garbanzos y tostas en pan de Cea, y lo que nos interesa, unas hamburguesas de carnes exóticas que te harán rugir como nunca antes. «No tenemos un público marcado, aquí viene todo el que tiene curiosidad», afirma. Y es que en su restaurante podemos ver a niños y mayores disfrutar de esta comida juntos, todos se quedan sorprendidos por el sabor de este tipo de comida y aseguran que repiten. «Recomiendo que pidan la carne cocinada al punto porque es mucho más sabrosa», dice Aurelio, aunque la cocinan como pide la gente. Lo importante es probarlo, el modo de hacerlo queda a vuestra elección. Juegan con los sabores, amargo, dulce, a veces suave... Hay para elegir. «La carne más suave es la de cebra, y las más sabrosas la de búfalo y la de venado», cuenta Aurelio, y con sus acompañamientos pasa igual, cada ingrediente está totalmente pensado para acompañar a una carne diferente, solo debes consultar al camarero por su textura antes de aventurarte en uno de sus platos.

COMBINACIONES PERFECTAS

Normalmente la hamburguesa de venado va con queso de cabra, la de búfalo con jalapeños, el canguro con parmesano, la cebra con manzana verde y el camello, con cebolla caramelizada. Una combinación totalmente premeditada para hacerte sentir cada uno de sus bocados. «Aquí se piden estas hamburguesas durante todo el año -apunta Aurelio-. Este tipo de carnes no tienen una fecha especial y te puedes dar este homenaje cualquier día». Para probar el camello no hace falta que sea Navidad, aquí te están esperando de lunes a domingo.

ADEGA DOS AVÓS, PONTEVEDRA

Y de Ourense a Pontevedra. No hace falta que cojas un machete y salgas a la selva a cazar estos animales, Manuel te lo trae al plato por ti. En Adega dos Avós se come la cebra poco hecha, un pelín más y podemos sentirla corriendo por la sabana, aunque no te asustes si eres de los de todo muy hecho, porque te dan la posibilidad de cocinarla tú mismo para que le des el punto que más te gusta. Aquí puedes ser el rey de la selva, tú eliges la carne y el modo de hacerla. La plancha de fondue está disponible para todo aquel que lo desee, aunque ellos también te la preparan encantados y con mucho mimo. Tienen una carta pensada para evocar un viaje por África de lo más exótico. Podrás sentirte en Kenia o Mozambique cenando en el mismísimo centro de Pontevedra.

Todo empezó hace 15 años, llevaba abierto su restaurante tres cuando vino un proveedor ofreciéndole carne de avestruz. En aquel momento ningún establecimiento de Pontevedra ofrecía esa comida, por lo que decidió probar y ver qué pasaba. Y vaya si funcionó; un año después incorporó la carne de jabalí y la de cebra. Ahora tiene también canguro, pitón y hasta cocodrilo. Su proveedor es francés y cada tres meses le trae todos los suministros suficientes para abastecer los estómagos de los más aventureros de Pontevedra. «Suelo encargar 30 kilos de cada tipo de carne y me las envían en porciones de 200 gramos», cuenta Manuel, dueño del establecimiento. Y ahora se ha fijado un nuevo objetivo, conseguir carne de tarántula. No la ha encontrado todavía, ya que no es sencillo que los proveedores la vendan, pero está seguro de que acabará consiguiéndola. «Me gustaría mucho probarla y ver cómo sabe», afirma. De momento, sus favoritas son la de avestruz y canguro, porque son las más parecidas al sabor que tendría un filete de ternera.

¿CUÁL ES SU CLIENTELA?

«La mayoría son hombres de 30 a 50 años; son los que más vienen a probarlo», afirma. Nos dice que viene mucha gente, pero que no todos repiten a menudo, dado que son carnes caras y muy diferentes a lo que estamos acostumbrados, y cuesta bastante habituar el paladar. «El cocodrilo tiene un sabor entre pechuga y rape cocido», apunta Manuel, y la pitón debe hacerse guisada, ya que la carne es muy dura. «Como mínimo tiene que cocer durante cuatro horas, si la haces a la plancha es como morder un chicle», afirma. ¿Y para acompañar? «Depende del sitio, aquí se come sola -indica Manuel-. No le ponemos salsas ni acompañamientos para que no se mezclen los sabores, como mucho añadimos algunas patatas, pero nunca nada por encima». En este local quieren que degustar esta carne sea todo un placer, y por eso, nada puede interferir en su sabor. «Un filete de ternera te lo comes en casa, aquí viene la gente a probar cosas nuevas», explica Manuel, que también defiende que los restaurantes deben aportar misterio e innovación en cada uno de sus platos.

PAPA'S EN VIGO

Y del Este de Galicia nos vamos al sur. ¿Te imaginas probando un plato de cebra en Vigo? Aunque suena exótico y desconocido, no hay que irse muy lejos para ello: en Papa’s podrás saborear carnes selváticas y vivir nuevas sensaciones. Este restaurante está regentado por dos hermanas, que en el 2013 decidieron embarcarse en este proyecto y hasta ahora todo les ha salido a pedir de boca. Marisol y Julia inventaron unas recetas de lo más atrevidas a la vez que desconocidas para los vigueses. Bisonte, serpiente o cebra forman la piedra angular de su carta.

UN VIAJE DE LO MÁS EXÓTICO

Estas carnes exóticas viajan miles de kilómetros hasta llegar a su destino, tu plato. Vienen desde Canadá, Nueva Zelanda o Vietnam. Y otro manjar que viaja, aunque no tanto, es el huevo de avestruz. Es otro de los platos estrella y normalmente se comparte entre 6 u 8 personas debido a su gran tamaño. Aunque algunos son autóctonos, la mayoría vienen de fuera de Galicia. «En esta zona había granjas pero fracasaron, de 100 funcionan ahora cuatro o cinco, porque el clima gallego es muy húmedo y no les va bien, es como querer criar un pingüino en Canarias», cuenta Marisol. Ahora han creado una nueva variante, presentan la carne de serpiente y cocodrilo en formato hamburguesa para que de esta manera el precio sea más bajo y más gente pueda acercarse a probar este manjar.

POLLERÍA MARY, EN A CORUÑA

Y dentro de la plaza de Lugo, en A Coruña, hay un rinconcito de la sabana donde menos te lo esperas. En pollerías Mary hay algo más que pollos. Tiene productos que nunca pensarías encontrar allí y que son parte de la venta diaria de Toñi, la vendedora de este puesto tan emblemático. Las carnes exóticas son su pasión, siempre quiso diferenciarse del resto de puestos y por ello apostó por ellas. Al principio probó a vender la carne de potro, y como funcionó tan bien, comenzó a investigar otras nuevas. «A la gente le gusta encontrar cosas raras y productos nuevos en el mercado», afirma Toñi. Y vaya si es raro, ¿quién iba a decir que podríamos pedir medio kilo de cocodrilo en plena Galicia? «El cocodrilo te puede saber a pollo o a pescado, a mí me sabe a pollo», confirma ella... (¡Cómo se nota que tira para casa!) El cocodrilo sale más barato que la pitón, y aunque no es apto para todos los bolsillos, merece la pena. Por si fuera poco, Toñi también tiene hamburguesas de cannabis y de gin tonic. Comprando aquí es imposible aburrirse.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

De la selva directo a tu plato