Localizado un segundo cadáver en la zona cero de Tui

Fue hallado en la misma vivienda en la que se encontró ayer otro cuerpo. Los bomberos continúan buscando nuevas víctimas

Primeros instantes de desolación entre las viviendas destrozadas por la onda expansiva Un vecino recorre la zona afectada buscando a los supervivientes para ayudarlos a salir. Una escena realmente angustiosa que se ha hecho viral en las últimas horas

Redacción

Las peores sospechas se han confirmado. Las autoridades indicaban ayer que había un fallecido y una persona desaparecida tras la explosión en una pirotecnia ilegal de Tui. Pasadas las diez y media de la mañana ha sido localizado el segundo cuerpo en la misma vivienda en la que se halló ayer el de una mujer

Los forenses están trabajando para confirmar de manera oficial que los dos fallecidos son un matrimonio, Abdelkhalek el bouabi Hailas, de 56 años; y Ezzoura Bouadel, de 45. Ambos residían en una casa próxima al lugar de la explosión. 

Este matrimonio de origen marroquí dejaría huérfanos a dos hijos, de 13 y 8 años de edad. El mayor, que ayer fue trasladado a un centro sanitario tras la explosión en la pirotecnia, fue el que avisó a las servicios de emergencia de que sus padres estaban en el interior de la vivienda y alertó a la Guardia Civil de que podrían haber muerto.

La mujer era ama de casa y el hombre se dedicaba a la venta ambulante en Portugal. Llevaban dos décadas viviendo en Galicia. Los dos hijos aún se encuentran ingresados en el hospital.  

Los trabajos de los bomberos de desescombro para intentar localizar posibles nuevas víctimas de la explosión de Tui se desarrollarán durante todo el día, pero la valoración y saneamiento de todas las viviendas se prolongará durante bastante tiempo. «Se trata de una labor meticulosa y lenta», explica el jefe del operativo, David Padín.

El panorama en la zona cero tras la explosión de una pirotecnia ilegal de Tui es devastador. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha visitado la zona pasadas las dos de la tarde y ha asegurado que «la situación es mucho peor» de lo que esperaba. Ha apuntado que finalmente son «unas 60 las casas» que han resultado arrasadas. Los bomberos habían apuntado esta mañana que hay entre 15 y 20 de viviendas cuya estructura está seriamente comprometida y con un alto riesgo de colapso o desprendimientos.

Mientras tanto, el detenido, propietario del material que explotó, permanece en las dependencias de la Comandancia de Pontevedra. El juzgado de instrucción número 1 de Tui se ha hecho cargo de la investigación. No está previsto que hoy pase a disposición judicial, aunque el proceso podría cambiar en función de las indagaciones y de la decisión de la jueza.

El Concello de Tui ha decretado tres días de luto por la explosión ocurrida en la parrqouia de Paramos, la mayor tragedia que ha sufrido el municipio. En la sede de la asociación cultural y vecinal de Guillarei ha centralizado el Concello de Tui la atención a las personas afectadas por esta tragedia, según ha informado el alcalde, Carlos Vázquez Padín.

A primera hora de esta mañana permanecían ingresadas seis personas y dos más en observación. Durante la jornada de ayer fueron atendidas un total de 37 personas, de los que 7 eran menores. De los heridos, 16 fueron atendidos en el PAC de Tui, 15 en el Hospital Álvaro Cunqueiro, 3 en Povisa y 3 en Fátima.

Los heridos presentaban lesiones de diversa consideración como contusiones, fracturas, quemaduras y traumatismos.  En este momento ningún caso tiene un pronóstico muy grave ni existe un compromiso vital. 

Además hay seis familias realojadas en hoteles. La concejalía de Cultura está dando apoyo directo a los escolares y alumnos que precisan ropa y material porque ayer lo perdieron todo. El departamento pretende que los niños puedan volver al colegio para que puedan recuperar la máxima normalidad posible, informó la concejala. 

Tui a vista de dron, un cráter lunar tras la explosión Imágenes aéreas captadas tras saltar por los aires una pirotécnica recogen con detalle la devastación provocada por la deflagración.

Apocalíptico

El tiempo se paró ayer en Tui a las 16.25 horas cuando una considerable cantidad de material pirotécnico, almacenado en el galpón de un solar sin licencia para dicha actividad explotó, tal vez por el calor registrado ayer y en los últimos días, alcanzando la onda expansiva unos 800 metros a la redonda.

Tras el estruendo, brotó una bola de humo blanco seguida de varias columnas de tono más oscuro. La onda expansiva provocó la rotura de cristales en decenas de edificaciones y vehículos del entorno, además de incendios forestales, que quedaron controlados alrededor de las seis de la tarde, aunque los servicios de extinción siguieron refrescando la zona hasta la noche para evitar el rebrote de las llamas.

Pasadas las ocho de la tarde de ayer, y con el dispositivo de emergencias estabilizado y los heridos evacuados, la Guardia Civil procedió a la detención del empresario de Tui Francisco González Lameiro, propietario del material pirotécnico almacenado en este solar de Paramos sin autorización. El arrestado está acusado de los presuntos delitos de homicidio por imprudencia, imprudencia y daños por imprudencia, según explicaron fuentes de la investigación, que añadieron que dicho almacén clandestino dependía de una pirotecnia ubicada en Baldráns, en el mismo municipio de Tui. El exalcalde Enrique Cabaleiro aseguró que él mismo había ordenado clausurarla hace años.

Está previsto que el detenido pase mañana a disposición judicial, entre las diez y las once, según acaba de informar el TSXG. 

La pirotecnia ya explotó en 1980 y en el 2005

manu otero
.El dueño de la pirotecnia, detenido
El dueño de la pirotecnia, detenido

Fundada en el 1932, un juzgado le retiró en el 2015 la licencia que el Concello concedió en el 2013

El lugar de A Torre quedó reducido a escombros como consecuencia de la explosión de un almacén clandestino de material pirotécnico. Un escenario de guerra que resultará familiar a muchos vecinos de Tui que ya han sido testigos en otras dos ocasiones de sucesos similares en las instalaciones de la pirotécnica La Gallega. Ya ocurrió en marzo del 1980, con la muerte de una trabajadora, y en el mismo mes del 2005, con múltiples daños materiales.

Las crónicas de La Voz de aquel primer incidente recogían que «dos violentas explosiones borraron del mapa el taller de la pirotécnica de Baldráns y causaron heridas gravísimas a una de las cuatro operarias». Al día siguiente, la trabajadora Remedios Romero fallecía en el hospital como consecuencia de las heridas que le produjo la explosión. Para el terreno de lo anecdótico quedan las 300.000 pesetas, en billetes de mil, que portaba la víctima y que acabaron esparcidas por el suelo del taller.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Localizado un segundo cadáver en la zona cero de Tui