Ciencia y vida en un lugar de otro planeta


Cuando viajas a la Antártida, más temprano que tarde, te acaba invadiendo la sensación de estar en otro mundo. A todos les pasa. También me ocurrió a mí. Allí, el paisaje no se parece a nada que hayas visto antes. Los colores a los que uno está acostumbrado desaparecen y los pocos que hay se multiplican.

En la Antártida no existen las fronteras y el único idioma que se habla es el de la ciencia. Solo en el espacio se puede encontrar una colaboración tan estrecha entre las diferentes potencias del planeta.

El Polo Sur es un lugar extraordinario y precisamente de eso habla el magnífico documental Antártida, un mensaje de otro planeta dirigido por el periodista Mario Cuesta, que estrena Movistar + esta noche (22 horas). Esta pieza audiovisual contiene imágenes de una gran belleza y reflexiona sobre el Tratado Antártico, que mantiene al extremo sur de la Tierra alejada de la lógica capitalista, al menos de momento. Todos los miembros se comprometen a acatar las normas del documento, pero no hay ni obligaciones ni sanciones. La Antártida depende en estos momentos de la buena voluntad de los gobiernos. Así que la pregunta que lanza esta obra es: ¿Cuánto puede durar esta situación? Es bien conocido que hay muchos recursos.

Por otra parte, el documental atiende a una de las paradojas del Antropoceno. El ser humano se esfuerza por proteger este lugar del planeta mientras arrasa con el resto. «¿No es esta una actitud hipócrita?».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Ciencia y vida en un lugar de otro planeta