Cinco lecciones que podemos aprender de la historia de Hotmail

¿Sabías que la base del éxito del innovador servicio de correo fue un primer bucle viral de Internet?


Seamos sinceros. Los que disfrutamos del estreno de La historia interminable en el cine y sabemos lo qué es un Frigurón, quien más quien menos, todos tuvimos cuenta de correo en Hotmail. Y, también, quien más quien menos, a partir de cierto momento todos nos reímos tanto del servicio como de los usuarios que conserva.

La realidad es que Hotmail fue un servicio innovador que cambió la industria por completo. Pocos saben que su nombre original era HoTMaiL, haciendo referencia al HTML, el lenguaje con el que se construyen las páginas web. Y es que, en 1996, cuando Hotmail apareció, la inmensa mayoría de los que accedían a Internet lo hacían por línea telefónica y tenían una cuenta de correo electrónico proporcionada por el mismo proveedor de acceso. Si querías una cuenta de correo que no estuviera vinculada a tu proveedor, tenías que pagar (bastante) por ella.

Hotmail se lanzó el 4 de julio -Día de la Independencia en Estados Unidos- precisamente para simbolizar esa independencia, ofreciendo a los internautas la posibilidad de usar un mail al que siempre tendrían acceso -aunque cambiaran de proveedor de conexión- de forma completamente gratuita, porque el servicio se financiaba con publicidad.

Y, además, podían acceder desde cualquier lado, porque no necesitaban configurar ningún cliente de correo para poder hacerlo. Junto a RocketMail -que más tarde se convirtió en Yahoo! Mail- Hotmail fue uno de los primeros servicios de webmail gratuitos y, de ellos, el que tuvo más éxito. Cuando Microsoft compró la compañía en diciembre de 1997, apenas 18 meses después del lanzamiento del servicio, contaba con 8,5 millones de usuarios. Justo un año después alcanzaba los 30 millones.

Posteriormente, problemas de escalabilidad, seguridad y -sobre todo- la apisonadora que fue Gmail, hirieron de muerte a Hotmail. Pero su historia nos deja un montón de lecciones de las que todos podemos aprender.

1. La integración en una compañía de una empresa o tecnología adquirida siempre es un reto y, también, una oportunidad

Muy poca gente sabe que Hotmail jugó un papel fundamental en el desarrollo de Windows como sistema operativo (serio) para servidores. Cuando se compró la compañía, el software corría en una mezcla de servidores FreeBSD en el frontal y Solaris en el backend. Una de las primeras cosas que le pidieron al equipo fue intentar migrarlo todo a un entorno Microsoft, pero Windows NT no estaba preparado para gestionar una aplicación web con semejante volumen de tráfico.

El equipo de Hotmail trabajó mano a mano con Dave Cutler -diseñador jefe de NT- y su equipo durante tres años para solucionar todos los problemas de seguridad, escalabilidad y enrutamiento que iban surgiendo. La integración de Hotmail propició uno de los mejores sistemas operativos que jamás haya parido la compañía de Redmond: Windows 2000 Server.

2. El éxito en los negocios tiene que ver con la capacidad, el esfuerzo y -sobre todo- la suerte y la oportunidad

La venta de Hotmail fue un pelotazo, la mayor venta de una compañía de Internet hasta la fecha, y la chispa que infló la burbuja.com, pero después de la adquisición, aunque no les ha ido mal, sus fundadores -Sabeer Bhatia y Jack Smith- no volvieron a dar con la tecla para repetir un éxito similar.

Bathia abandonó Microsoft un año después y fundó Arzoo -una compañía de e-commerce que cerró poco tiempo después- y JaxtrSMS, con la que aseguraba que haría con los SMS lo mismo que Hotmail hizo con los emails, algo que no sucedió. Smith permaneció 10 años en Microsoft como Director de Ingeniería. Después fue CEO de Proximex -que fue vendida a precio de saldo- y ahora es partner en un fondo de capital riesgo. Es evidente que los dos eran brillantes, que arriesgaron su patrimonio y se lo curraron, pero también que estuvieron en el lugar adecuado en el momento adecuado.

3. Uno de los peores errores que puedes cometer es enamorarte de tu marca o producto en vez de hacerlo de tu equipo y tus usuarios

La marca Hotmail llegó a degradarse tanto que Microsoft decidió acabar con ella en 2013, una decisión delicada porque el servicio contaba por entonces con 300 millones de usuarios, trescientos. Los Angeles Times entrevistó a Bhatia para conocer su opinión y sentimientos al respecto y declaró que le parecía una gran decisión.

Aunque seguía usando su cuenta de Hotmail como correo principal, hacía meses que había migrado a la nueva plataforma de Outlook.com que ofrecía Microsoft y no tuvo reparos en reconocer que «con la velocidad y nuevas funcionalidades que ofrece Gmail, ya iba siendo hora de hacer algo así», manifestando que, en el mundo del software, no hay tiempo para aferrarse a un producto o tecnología por pura nostalgia. Es parte de la innovación y es inevitable. Para el antiguo CEO de Hotmail, lo importante era seguir proporcionando el mejor servicio posible de correo electrónico a los usuarios en vez de conservar un antiguo logo.

4. El márketing con mejor retorno de inversión es el viral. Si consigues que funcione, claro

La historia de Hotmail se estudia en todas las escuelas de márketing digital del mundo porque la base de su éxito fue el primer bucle viral de Internet.

La idea no fue de los fundadores sino de uno de sus inversores, Tim Draper, que como apenas tenían dinero para invertir en márketing les sugirió que incluyeran una linea al final de cada correo que pusiera «PS: I Love You. Get Your Free Email at Hotmail.com». Los fundadores se resistieron numantinamente a hacerlo, argumentando que eso sería «adulterar el correo» y que podía ser visto como una intromisión en la privacidad de los usuarios, pero finalmente accedieron a hacerlo -quitando el «PS: I Love You»- y el resto es historia. Viéndolo con perspectiva, la idea es brillante, pero también muy arriesgada.

5. Todos tenemos sesgos y, por supuesto, algunos están directamente relacionados con la tecnología

Hoy por hoy, Hotmail no ha conseguido quitarse el estigma de tecnología anticuada y empleada solo por usuarios sin muchos conocimientos técnicos, hasta el punto de que hay CEOs que admiten públicamente sin ningún reparo que se filtran todos los candidatos a un puesto de trabajo que usen una cuenta de Hotmail.

Algunos profesionales de Recursos Humanos afirman que un «correo desactualizado» tiene una «mínima influencia» en la calificación de un candidato y que nadie es rechazado por usar Hotmail. Faltaría más. Estas idioteces solo confirman que todos tenemos sesgos que condicionan nuestras decisiones, y en la industria tecnológica también. En vez de negarlos o intentar ocultarlos deberíamos aceptarlos e intentar sobreponernos a ellos.

Uno tiene suficiente edad como para atreverse a apostar que, en unos cuantos años, la marca Hotmail perderá cualquier connotación negativa y se convertirá en algo cool y vintage. Al fin y al cabo, es uno de los pocos servicios que puede vanagloriarse de haber esculpido y conformado Internet tal y como lo concebimos ahora. Sin contar con las conexiones móviles, el 70% de los mails se consultan y envían desde un navegador, no desde un cliente de correo. Ya sabéis quién fue el principal culpable. 

Bonilista publicada gracias al apoyo de Huawei 

Huawei y El País Retina quieren presentarte la III Edición de los Premios StartMeApp by Huawei. Un concurso que busca premiar la aplicación española con mayor proyección de futuro y adaptabilidad al entorno Huawei.

Los tarugos y tarugas suscritos a la Bonilista contáis con el talento necesario para participar y-qué carallo- ganar. Estoy convencido de que varios de vosotros habéis desarrollado aplicaciones que cumplen con todos los requisitos para participar.

Hacerlo es «molto facile e divertente», solo tendréis que registrar vuestras Apps (una o varias) en el concurso y un asesor de Huawei os ayudará a publicarla en la Huawei AppGallery, que cuenta con una audiencia parecida a la de la Bonilista: más de 570 millones de usuarios. El registro es gratuito, rápido y sencillo, ya que la misma APK que se emplea para Google es la que se necesita para AppGallery.

El ganador se llevará 7.000 jeroclos y -sobre todo- el reconocimiento de toda la Comunidad taruga, así que, si os animáis, echad un ojo a la página del concurso. ¡Suerte! 

Este texto se publicó originalmente en la Bonilista, la lista de correo de noticias tecnológicas relevantes para personas importantes. Si desea suscribirse y leerlo antes que nadie, puede hacerlo aquí ¡es bastante gratis!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Cinco lecciones que podemos aprender de la historia de Hotmail