Llena tu móvil, vacía tu maleta

El secreto está en el uso: en mantener todo el día la oreja, las pupilas y el cerebro pegados a la pantalla (mala idea) o en convertir el teléfono estas vacaciones en nuestro mejor aliado (buena práctica). Estas son las aplicaciones con las que todo veraneante debería amueblar su «smartphone» para prescindir de casi todo lo demás


AQuePlaya

Primer día de vacaciones: solazo. Segundo: sol. Tercero: huevo frito. Cuarto: niebla. Pero... ¿y si en la playa está despejado? Esta situación se repite en Galicia al menos una vez a la semana. De nada sirve levantar el teléfono y consultar los servicios meteorológicos habituales. Sus respuestas, vagas y confusas cuando se les habla de bruma, no suelen solucionar nada y la otra alternativa, la de los valientes que van a comprobar in situ cómo se queda el día, acaba convirtiéndose en un viacrucis a lo largo de arenales en busca de cielo azul. Menos mal que tenemos a 4gotas. Estos hombres y mujeres del tiempo acaban de lanzar una auxiliadora aplicación que permite dar con la orilla gallega adecuada en función de las preferencias introducidas por el usuario: estado del cielo, intensidad del viento, oleaje, chiriguitos, mareas o incluso aparcamiento. Ofrece la previsión meteorológica por intervalos de tres horas para los próximos tres días.

WeatherPro

Si resulta que nuestro destino vacacional es tierra adentro o más allá de las fronteras gallegas, tendremos que buscar una alternativa a la herramienta de 4Gotas. WeatherPro es una de las opciones más fiables. Ofrece pronósticos cada tres horas, a siete días vista, para dos millones de localidades en todo el mundo. Es además compatible -atentos, fanáticos de los cacharros electrónicos- con el Apple Watch y con el sistema operativo para wearables de Android.

Here Maps

No sabemos lo importante que es un mapa hasta que lo necesitamos. Acostumbrados a patearnos las mismas coordenadas de siempre, encontrar el camino es todo un reto en una ciudad desconocida. Las indicaciones suelen brillar por su ausencia y a ver quién es el listo que se pone a preguntar algo en el extranjero y comprende al cien por cien las instrucciones de los lugareños. Si además se nos ocurre plantarnos en medio de la nada, sin red que nos permita conectarnos a Google Maps y en un santiamén poner al sabelotodo asistente de voz a guiar nuestros pasos, entonces tenemos un problema. Su solución se puede llamar Here o Citi Maps 2GO. La ventaja de ambos es que facilitan al usuario información cartográfica off-line, es decir, sin conexión a Internet. Además de erigirse como navegadores convencionales, permiten planificar el viaje con antelación y guardar las rutas en el teléfono. Después, podremos bucear en todas ellas sin necesidad de estar conectados y realizar las búsquedas dentro del material descargado.

Word Lens

Cuando el idioma se nos atraganta, no hay nada como tener un comodín que nos saque del apuro. Esta aplicación no nos salvará de los diálogos con interlocutores extranjeros, pero sí nos echará un cable a la hora de entender carteles en otra lengua. Su utilización es sencilla. Solo es necesario apuntar con la cámara al texto y sacar una foto. Word Lens traduce en la pantalla de forma instantánea al idioma que seleccione el usuario. Magia potagia.

Booking

Existen dos tipos de turistas: los que planean al detalle los viajes y los que improvisan. De cualquier manera, antes o después, hay que reservar alojamiento. Los meticulosos suelen hacerlo días antes de ponerse en camino, buceando en Internet con tiempo, perseverancia y perspectiva, comparando precios, consultando opiniones. Para ellos, pero sobre todo para los que siempre les pilla el toro, se idearon Booking, Airbnb o Park4night. Todas tienen en común su cometido: la caza de habitación o parcela donde descansar músculos y neuronas. Booking permite rastrear, filtrar y reservar directamente desde el teléfono entre 640.000 hoteles y apartamentos, y cuenta con más de 44 millones de comentarios de clientes como referencia. Además, no pide fianza económica inicial. Airbnb es un servicio de alojamientos alternativos, inmuebles de particulares que se rige por el principio de «Nuestra casa es tu casa»: 34.000 ciudades para escoger donde quedarse -intercambio de dudas y opiniones con los dueños, consulta de impresiones con otros huéspedes...-. También permite poner tu casa a disposición de otras personas. La tercera propuesta, Park4nigh, es una aplicación orientada a ofrecer información sobre enclaves donde descansar si nos movemos en furgoneta o en autocaravana.

Taapas

Los aficionados al tapeo por la cara, los que tienen memorizado en qué tascas de su ciudad y urbes vecinas ofrecen con cada consumición pinchos sin coste, están de suerte. Existe una app concebida para ellos. Se llama Taapas y recopila los sitios generosos en comida. Busca bares con tapa gratis, localiza al usuario y le recomienda locales cercanos de los que salir ya comido y ofrece información detallada, con opiniones, puntuaciones y fotografías.

TripAdvisor

Cuando aprieta el hambre y estamos en tierra ajena es habitual que se adueñe de nuestro cuerpo el terror. ¿Dónde comemos? ¿Estará buena la comida aquí? ¿Cuánto nos clavarán? La mayoría de las veces recalamos en traicioneros restaurantes, con muy buena pinta y mucha jeta, depredadores de turistas que sirven platos típicos a precios desorbitados. Pero ahora, amigos, tenemos móvil. Y, en sus pantallas, buenos consejeros en forma de aplicaciones. La primera a la que acudir debe ser siempre TripAdvisor, esa que elabora ránkings en función de las opiniones de los usuarios, que además de evaluar, comentan. Como con todo, hay que saber leer las consideraciones, no dejarse llevar por el sospechoso entusiasmo, fijarse en las malas antes que en las buenas y escoger según prioridades (atención al cliente, innovación culinaria, precio, ubicación...). Si lo que queremos es informarnos sobre los negocios que hay a nuestro alrededor, nuestra aliada será Yelp. Localiza en un mapa lo que el usuario le reclame (bares, restaurantes, cafés...), ofreciéndole opiniones de otros clientes e información sobre los platos de las distintas cartas.

Chiringuía

La aplicación por excelencia del verano se llama Chiringuía, una herramienta que, como bien indica su nombre, constituye una recopilación de chiringuitos de playa para refrigerarse en condiciones y con vistas . El funcionamiento es sencillo: chequear el buscador escudriñando tabernas a pie de playa o reclamar a la guía en cuestión información sobre las cantinas más cercanas. El servicio devolverá como respuesta ubicaciones exactas, a qué distancia se encuentra cada chiringuito de nuestra localización, cuánto tardaremos en llegar a él y su teléfono por si queremos garantizarnos una mesa.

PassBook

Salimos de casa y empieza el recuento: llaves, cartera, teléfono móvil y billetes de avión. O de tren. O de autobús. Hay anécdotas de olvidos de tarjetas de embarque y tiques ferroviarios para dar y regalar. Para evitar este preocupante aguijón que nos acompaña hasta que nos sentamos en nuestro asiento definitivo, rumbo al destino vacacional, se ha diseñado PassBook, una servicio del que, de momento, solo pueden disfrutar los usuarios de Apple. Los de Android deberán instalar en sus dispositivos PassWallet, una herramienta que permite gestionar los archivos PassBook. Ambas, por tanto, almacenan datos como billetes o entradas de cine y conciertos. Y, a la hora de subir al avión o al tren, de entrar en la sala o en el auditorio, solo será necesario enseñar el teléfono. Las tarjetas cuentan con código QR que, tras ser escaneado, nos permitirá el acceso. Sin necesidad de billete físico.

Gasolineras España

Otra aplicación que puede salvarnos el día es Gasolineras España. Nos muestra un mapa de estaciones de servicio cercanas a nuestra localización y dos listas: una con los surtidores ordenados por precio y otra, por cercanía.

Pack Point

Preparar la maleta es para muchos un calvario. Con Pack Point será coser y cantar. Este servicio elabora automáticamente una lista de las cosas imprescindibles que el usuario no debe olvidar (como el cargador del móvil o el cepillo de dientes), a la que añade sugerencias en función de los parámetros personales introducidos (el lugar al que se viaja, el tiempo y la temperatura, la duración...). Resultará especialmente útil a la hora de volver a meter todo de nuevo en la bolsa de viaje y regresar a casa. Adiós a los incómodos olvidos en habitaciones de hotel.

Entrain

Se acabó el jet lag. Palabra. Y todo gracias a un algoritmo matemático que calcula los reajustes que debemos hacer ante una larga jornada de viaje , indicándonos las mejores prácticas para conseguirlo. Una vez hayamos introducido los datos del trayecto (amanecer y anochecer en la franja horaria actual, la zona a la que viajaremos, las fechas...), Entrain nos ofrecerá una serie de pautas para ajustar nuestros procesos biológicos. Sus instrucciones se centran, principalmente, en adecuar la luz del sol que nos rodea para que el impacto del cambio sea menor.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Llena tu móvil, vacía tu maleta