Patrocinado por

Doscientas veces al año no hace daño

a. Buíncas REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Todos los productos del mar, como los que vendía anteayer esta pescadería de Viveiro, están gravados en España con un 10 % de IVA, el mismo que el de los refresos aunque el pescado es un alimento básico y esencial
Todos los productos del mar, como los que vendía anteayer esta pescadería de Viveiro, están gravados en España con un 10 % de IVA, el mismo que el de los refresos aunque el pescado es un alimento básico y esencial XAIME RAMALLAL

Consumir pescado cuatro veces a la semana no tiene contraindicaciones y sí muchos beneficios, como expusieron sanitarios, nutricionistas, químicos y cocineros en el foro Dietlántica

28 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Los profesionales de la pesca todavía están en éxtasis después de escuchar durante dos jornadas seguidas a reputados expertos de los ámbitos sanitario, nutricional, educativo y gastronómico culpar al pescado de la longevidad de los gallegos. De que vivan muchos años y, además, los vivan bien. Con calidad, gracias a esas grasas prémium que proporciona al organismo el pescado, sea azul o blanco. Así, para horror de los infantes, la parte más reacia de la población a ese básico imprescindible de la dieta atlántica, los expertos recomiendan consumir semanalmente entre 3 y 4 raciones de productos marinos, sean pescados azules, blancos, crustáceos o moluscos. Incluso algas.

 Según expusieron en el primer Foro de Fomento de Consumo de Pescado, Alimentación Saludable y Sostenible en la Dieta Atlántica (Dietlántica) especialistas como el cardiólogo del CHUAC Guillermo Aldama -que el sector pesquero ya tenía por médico de cabecera-, el pescado contribuye a reducir la presión arterial, que es una de las principales causas de mortalidad en el mundo. Asimismo, rebaja el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares, que, recuerda Aldama, es la primera causa de muerte en mujeres en España y la segunda en varones. No solo eso, también disminuye la tasa de infartos de miocardio en la población en general y, en el caso de pacientes que ya han sufrido un episodio, la posibilidad de que se repita es menor si consume pescado con asiduidad. Otro efecto secundario en el corazón es que reduce la cantidad de arritmias, entre ellas las que pueden causar la muerte súbita.

 Corazón, cerebro y vista

La cantidad de ácidos omega 3, proteínas de alto valor, vitamina D, hierro, potasio, yodo o calcio que aportan 3 o 4 raciones semanales de pescado son claves también en el desarrollo cognitivo de los niños, igual que en la agudeza visual. Lo explicó en el foro la pediatra Rosaura Leis, firme defensora de que la educación nutricional se convierta en materia de estudio obligatoria en colegios e institutos. Ahora bien, la profesional de la medicina también apunta el riesgo de que el cambio de hábitos en la cocina gallega, muy dada a caldeiradas y guisos de pescado, pueda reducir esos beneficios al cambiarlos por rebozados y fritos. Porque, eso sí, lo advirtió Guillermo Aldama también: los beneficios de esos ácidos omega 3 se pierden en frituras y preparaciones similares.