Patrocinado por

Iberdrola sigue adelante con los eólicos marinos frente a Ortegal y A Mariña

Somos Mar REDACCIÓN / LA VOZ

PESCA Y MARISQUEO

Montaje del parque eólico marino East Anglia, promovido por Iberdrola en el Reino Unido (foto de archivo)
Montaje del parque eólico marino East Anglia, promovido por Iberdrola en el Reino Unido (foto de archivo) FRANCIS TSANG

El Gobierno tramita el paso preliminar al estudio de impacto ambiental

10 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

A petición de Iberdrola Renovables Galicia, el Gobierno español está tramitando «la determinación del alcance del estudio de impacto ambiental» de los dos parques eólicos marinos proyectados por esa empresa frente a las costas de A Mariña y Ortegal. Ese procedimiento «es un paso previo potestativo a la tramitación del proyecto e incluye una fase de consultas a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas».

Que la idea de instalar esos aerogeneradores sigue adelante acaba de confirmárselo el Ejecutivo de Pedro Sánchez a los diputados de Podemos Antonio Gómez-Reino y Juan Antonio López de Uralde, quienes trasladaron al Congreso «la denuncia expresa y el llamamiento a las Administraciones para que no sean autorizados» de más de una decena de organizaciones pesqueras gallegas. Esos dos parlamentarios le transmitieron al Gobierno la advertencia de los profesionales de la pesca, quienes estiman que los parques eólicos de San Brandán y de San Cibrao incidirían «en el entorno del 65 % de las zonas de captura anual» de la flota que habitualmente opera entre Cedeira y Burela.

De Minas a Medio Natural

El Ministerio para la Transición Ecológica «ha tenido conocimiento» de esos proyectos porque Iberdrola le ha solicitado a la Dirección General de Política Energética y Minas una valoración preliminar, trámite del que se ocupa la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural. Superado ese paso, prosigue el Gobierno, «el proyecto deberá iniciar la tramitación propiamente dicha con la solicitud de las correspondientes autorizaciones y de la declaración de impacto ambiental». Solo se podrían instalar, precisa, si esta última fuese favorable.