Patrocinado por

Un microorganismo inocuo para el hombre tiñe de naranja la ría de Pontevedra

Marcos Gago Otero
marcos gago PONTEVEDRA / LA VOZ

SOMOS MAR

Las concentraciones de Noctiluca brillan en la oscuridad

03 sep 2021 . Actualizado a las 23:16 h.

Las grandes manchas de color naranja y ocre que conforman millones de microorganismos marinos -una especie de dinoflagelados llamada Noctiluca scintillans- están apareciendo esta semana en ambos lados de la ría de Pontevedra. Estas altas concentraciones de estos seres minúsculos, que la cultura popular denomina marea roja o purga de mar, son un fenómeno natural por lo demás inocuo para los seres humanos, pero que no pasa inadvertido sobre todo en los días de buen tiempo o en la línea de oleaje en las playas.

Además, la Noctiluca scintillans tiene la peculiaridad de tener un tono naranja u ocre por el día y brillar por la noche, y de ahí procede precisamente su nombre. En todo caso, desde la Consellería do Mar inciden en que las manchas que se ven estos días en playas como Loureiro (Bueu) y Areas, Pragueira y Major (Sanxenxo) no son episodios contaminantes, sino la coloración en el agua por la presencia de la Noctiluca.

Temperatura del agua

La marea roja suele originarse en las Rías Baixas ya en los meses de julio y agosto, pero en esta temporada estival su aparición se ha retrasado a septiembre. La Consellería do Mar manifestó que «estos fenómenos adoitan darse en augas mornas, polo que en Galicia son máis frecuentes no verán e provocan a formación de mareas de cor alaranxada, aspecto denso e luminosidade nocturna ao acumularse en superficie».

El Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar) detectó la presencia de la Noctiluca en las últimas muestras recogidas en la ría de Pontevedra para sus analíticas de fitoplancton.

«A presenza deste organismo microscópico é un fenómeno totalmente natural que se produce con certa periodicidade», apuntan desde la Administración autonómica. «Non ten efectos negativos nin nas persoas nin nos recursos mariños e non supón ningún risco para o baño», sostiene la consellería. Además, tampoco tiene ninguna repercusión «á hora de consumir producto psequeiros ou marisqueiros extraídos de zonas afectadas por este fenómeno».