Patrocinado por

Traca final en las plazas

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS MAR

Con precios más bajos que en Nochebuena, centolla y merluza son las especies más demandadas

31 dic 2016 . Actualizado a las 10:16 h.

«¿Lo llevamos ahora o volvemos mañana?». Aunque no les podemos decir qué hizo esta pareja que ayer se debatía, indecisa, en los pasillos de la coruñesa plaza de Lugo, sí parece que son legión los gallegos que han dejado las compras para la cena de Fin de Año para el último momento. Al menos es lo que esperan los pescaderos de la comunidad, que aunque conscientes de que la campaña de Nochevieja es siempre algo más floja que la de Nochebuena, se quejan de que estas están siendo una fiestas especialmente «atípicas», con ventas muy irregulares, como explicaba una pescantina de Vigo. «En Nochevieja mucha gente cena fuera y a estas alturas todavía no saben lo que van a hacer», decía la coruñesa Beatriz Sánchez.

Una impresión que se puede palpar de norte a sur de la comunidad. En Ferrol, José Horjales, de Pescado Lado, se lamenta también de que no despachan tanto como esperaban. Y es que los compradores han optado por pescados de horno más asequibles para el bolsillo, como la merluza, que ayer se podía encontrar a 12 euros el kilo. Nada que ver con el rape, que se pagaba a 38 y que «este año ha sido un fracaso», según cuenta.

El éxito de la merluza es generalizado en toda Galicia. Desde A Mariña, donde se concentran las descargas de esta especie -pese a lo cual era, paradójicamente, uno de los pocos pescados que se había encarecido respecto al pasado día 24-, hasta Ourense. También hay mucha demanda de lubina, por ejemplo en Santiago, donde las ventas fueron mejores que en otras plazas de la comunidad, en parte gracias a los encargos recibidos desde otros lugares de España, que atienden por mensajería urgente.