Patrocinado por

Este es el primer matadero móvil que empezará a funcionar en España

Maruxa Alfonso Laya
Maruxa Alfonso REDACCIÓN

GANADERÍA

Imagen del camión matadero que recorrerá los pueblos catalanes
Imagen del camión matadero que recorrerá los pueblos catalanes

Fue diseñado para ovino y caprino y operará en el centro de Cataluña

18 ago 2021 . Actualizado a las 11:28 h.

Muchas granjas gallegas se encuentra con el problema de que, a la hora de sacrificar sus animales, tienen que recorrer grandes distancias hasta encontrar el matadero más cercano. La dispersión de estas explotaciones, unido a que estos servicios se ubican solo en las zonas más pobladas, lleva a que muchos ganaderos tengan que asumir un gasto extra para poder poner a sus animales en el mercado. Es por ello que, desde la Consellería do Medio Rural se lleva hablando, desde hace ya algún tiempo, de poner en marcha un matadero móvil. Este proyecto ha cuajado ya en Cataluña, comunidad que tiene el mismo problema que la gallega y que, hace unas semanas, presentó el primer camión habilitado y homologado pata matar ganado ovino y caprino.

El proceso para conseguir el diseño de este primer matadero móvil no ha sido sencillo, asegura Jordi Fabré, responsable de la empresa Fabré Tall, que ha diseñado el camión. «Es un proyecto que empezamos en el año 2014 junto a los ganaderos Abel Peraire y Ramón Bach porque había necesidad y nos hacía falta este tipo de servicio para el mundo rural», explica. Sus primeros proyectos siempre se daban de bruces con la normativa, que no autorizaba este tipo de instalaciones porque no había una ley que las regulara. El problema se terminó en diciembre del año pasado, cuando se publicó una norma que autorizaba matar a los animales en las propias explotaciones. A partir de entonces, la empresa trabajó en el rediseño del camión, que fue presentado hace unas semanas en la Diputación de Barcelona a los ganaderos que van a beneficiarse de su puesta en marcha.

Cuatro partes cerradas

Este primer camión está pensado para animales de ovino y caprino, pero la empresa cuenta también con un diseño para animales de pluma y se está trabajando en el de conejo. El espacio dentro de este matadero se divide en cuatro zonas claramente diferencias y separadas una de las otras. Primero, hay una corralina que se habilita en la puerta hidráulica del camión y donde hay capacidad para entre tres y cuatro animales. Ya dentro del camión, se ha ubicado lo que se llama la zona sucia, «que es para hacer el sangrado del animal. El camión lleva dos pistolas de bala captivas, con las que se aturde a los animales y después se cuelgan en la zona de sangrado», cuenta Fabré. Allí hay unas barras donde se recoge la sangre y también hay un espacio para que el matarife pueda limpiar las botas y el mandil. El habitáculo queda completamente cerrado, para evitar contaminación de otras zonas.