Patrocinado por

Reconversión a la nada

Carlos Agulló Leal
Carlos Agulló EL CHAFLÁN

AGRICULTURA

19 nov 2013 . Actualizado a las 07:00 h.

Reconversión. Pa labras mayores cuando se trata de Ferrol. Treinta años de reconversiones han significado en realidad que la comarca dejase de ser un potente polo económico para convertirse en desierto laboral. Lo que iba a ser el fin del monocultivo industrial se tradujo en el desmantelamiento -para algunos, programado- del principal y casi único sector de actividad. Sin alternativa y sin reindustrialización. Un nuevo capítulo de ese proceso de desmontaje del andamio socioeconómico de Ferrolterra se está escribiendo estos días. Hace seis años que no se firma ni un solo contrato para los astilleros públicos y dos años de protestas y advertencias no han servido para poner coto al drama que se avecinaba. Y que ya está aquí. Ni dique flotante, ni floteles, ni nueva fragata, ni gaseros. Nada, no hay nada. Solo compromisos incumplidos y la sombra de la reconversión (a la nada). Otra vez.