Patrocinado por

Las 45 medallas que avalan la calidad de los vinos gallegos

Maruxa Alfonso Laya
m. alfonso REDACCIÓN / LA VOZ

SOMOS AGRO

MONICA IRAGO

Rías Baixas se convierte en la denominación más laureada de España en los premios Baco, donde Galicia consigue 32 galardones; otros 13 reconocimientos llegaron a través del Challenge International du Vin

02 jul 2020 . Actualizado a las 09:45 h.

No todo iban a ser malas noticias para el sector vitícola gallego, uno de los más perjudicados por la crisis del coronavirus. Los Baco y el Challenge International du Vin, dos de los más prestigiosos concursos internacionales, que fueron aplazados por culpa de la emergencia sanitaria, acaban de dar a conocer sus listados de ganadores. Y vinos de varias denominaciones gallegas se han colado entre los mejores. Mención especial merece Rías Baixas, que es la denominación de origen española que más medallas ha logrado en los Baco, otorgados por la Unión Española de Catadores. No solo eso. El albariño Do Ferreiro se ha hecho con el Gran Baco de Oro, premio Luis Hidalgo, el que se concede al mejor blanco de todo el certamen.

A tierras gallegas han llegado 32 medallas de los Baco y otras trece del Challenge International du Vin, que se celebra en Francia. En el primero de ellos, Rías Baixas fue la denominación más premiada de toda España, al lograr 21 medallas. Además del galardón de Do Ferreiro, hubo otros dos vinos que destacaron especialmente. Se trata de Finca Garabelos y Esencia Diviña, que consiguieron un Gran Baco de Oro. Hubo otras catorce medallas de oro para Martín Códax, Lagar de Cervera, La Trucha, Rectoral do Umia, Granbazán etiqueta verde, Fillaboa, Señorío de Rubiós y La Val, entre otros. Y cuatro medallas de plata, que se llevaron Pablo Mulero, Abadía de San Campio, Davide y Pazo de Villarei.

Valdeorras fue la segunda denominación más premiada, con oros para Viñaredo, Joaquín Rebolledo, A Coroa, y los Guitián joven y sobre lías. Y O Ribeiro logró tres premios en esta misma categoría para Catro Parroquias, Mónica Albor y Peique. Por último, Monterrei se hizo con un Baco de Oro, para el Gargalo, y con dos de plata, para los Quinta da Tapia mencía y treixadura.