La Xunta irá al Constitucional si el Gobierno central no rectifica la imposición de restricciones

Juan María Capeáns Garrido
Juan Capeáns SANTIAGO

SOCIEDAD

XOAN A. SOLER

Feijoo concede una oportunidad al «consenso» y reclama seguir aplicando medidas tomadas desde Galicia en función de la situación epidemiológica

07 jun 2021 . Actualizado a las 15:23 h.

El presidente de la Xunta afirmó este lunes que la asesoría jurídica de la Administración gallega «ten xa a avanzada a posición» con respecto a la decisión del Gobierno de España de establecer medidas de limitaciones horarias y aforos para todo el Estado. Alberto Núñez Feijoo reconoce como «positivo» que la redacción última de la norma, el texto que salió publicado en el Boletín Oficial del Estado, «é un pouco máis ampla que a inicial, é dicir, xa non é obrigatorio para as comunidades seguir os parámetros epidemiolóxicos que sinalaba». Pero añade que la Xunta sigue «en desacordo» con el horario rígido para la hostelería y con una norma invariable hasta que se consiga la inmunidad de grupo en España. 

Pese a esas dos consideraciones, la Xunta estudia presentar un conflicto de competencias porque «entendemos que hai unha invasión das competencias de Galicia e por tanto a asesoría xurídica avalía presentar un recurso ante o Tribunal Constitucional». Feijoo afirmó que le gustaría «non ter que facelo» y expresó su deseo de que el Gobierno y las comunidades vuelvan a sentarse para hablar sobre esta cuestión antes de llegar a la vía judicial.

Entrando en la materia de tensión, el dirigente gallego consideró poco acertado plantear unas medidas para el mes de junio que, en el caso de la hostelería, quedarían desfasados en el mes de agosto, y por ello pidió al Ministerio de Sanidad que permita a la consellería seguir trabajando con los protocolos previos, sustanciados en el comité clínico. Feijoo confió en que este miércoles se puedan abordar estas cuestiones en el comité interterritorial, ya que hay comunidades -que incluso votaron a favor la pasada semana- que quieren hacer sus propios ajustes en la normativa, y que sean evolutivas para que las medidas «do 10 de xuño non sexan as mesmas que o 10 de agosto», y para ello apuesta por un avance «gradual e proporcionado». 

El presidente recordó que Galicia está a punto de alcanzar un nivel de 50 contagios por cada 100.000 habitantes a 14 días, una situación que ya no es estable, sino que tiende a mejorar, de ahí que crea que en cuestión de semanas se pueda avanzar en las medidas como la posibilidad de ampliar el número de personas que se pueden reunir en el exterior. Para ello, pidió recuperar el «consenso» anterior a la «precipitada» orden del Gobierno. 

¿Qué se puede hacer y qué no en cada comunidad con las nuevas restricciones a la hostelería y el ocio nocturno?

La Voz

El Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado este sábado el acuerdo del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud de este miércoles sobre la declaración de actuaciones coordinadas frente al covid-19 que incorpora las medidas por las que debe regirse en toda España la hostelería y el ocio nocturno hasta que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, «apruebe la finalización de su vigencia» previo acuerdo de este órgano, encargado de la coordinación, cooperación, comunicación entre las autonomías y el Estado. La orden ministerial, elevada a oficial en forma de «resolución» de la Secretaría de Estado de Sanidad, deja claro que estas normas son de obligado cumplimiento, a pesar de que las comunidades que votaron en contra -Madrid, Andalucía, Murcia, el País Vasco y Galicia, que albergan a cerca de dos tercios de los habitantes de toda España- ponen en duda que puedan imponerse legalmente si no fueron respaldadas por unanimidad. Solo Cataluña se ha mostrado dispuesta a acatarlas. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, avanzó el viernes que, mientras no haya un pronunciamiento de la asesoría jurídica del Gobierno gallego sobre hasta qué punto es vinculante este protocolo, la comunidad seguirá con su hoja de ruta y mantendrá intacta la fórmula que lleva meses aplicando el comité clínico, que volverá a reunirse el próximo martes. Insistió en ello este sábado el vicepresidente, Alfonso Rueda: «No somos un Gobierno insumiso. Primero vamos a ver si efectivamente es obligatorio o no es obligatorio».

Seguir leyendo