El espectáculo regresa al plató

«Zapeando vuelve el próximo lunes, «El intermedio» recuperará pronto su formato habitual y «MasterChef» retoma las grabaciones de la semifinal y la final


redacción / la voz

Los hogares de los principales presentadores se han convertir en estudios de televisión desde que la crisis del coronavirus obligó al confinamiento en gran parte del mundo. Con menos medios, pero armados con la experiencia y la lente del teléfono, muchos profesionales han podido seguir haciendo su trabajo ante las cámaras. Pero la prolongación del estado de alarma está llevando a sus integrantes a intentar recuperar algo parecido a una vida normal siguiendo las bases aplicadas por programas como los magacines matinales, El hormiguero 3.0, Sálvame y La Sexta noche, que sí han seguido en el aire durante todo este tiempo.

Zapeando ha sido uno de los espacios desaparecidos de la programación desde que el Gobierno decretó el estado de alarma. Si en los días previos al 13 de marzo ya había adoptado la precaución de prescindir del público en el plató, desde que se activó el decreto el espacio dejó de estar en antena cada tarde. El próximo lunes el espacio que conduce Dani Mateo volverá a estar en antena y cuatro de sus colaboradores -entre los que estarán Miki Nadal, Cristina Pedroche, Lorena Castell, Quique Peinado y Anna Simón- volverán a sentarse a la mesa, aunque habrá más distancia entre ellos para poder respetar las medidas de seguridad y cumplir todos los protocolos de las autoridades.

Entre otras cosas, el equipo se reducirá al mínimo imprescindible, que realizará la mayor parte del trabajo desde sus domicilios y solo estará en el plató el tiempo necesario para la emisión. Además tendrán que llegar ya peinados y maquillados de casa.

Según aclara La Sexta, en el interior del plató todo estará «milimétricamente esterilizado» y el contacto entre todos los que intervienen en el programa «será sea nulo». Además, todos los miembros del equipo serán evaluados de manera individual y se les tomará la temperatura para garantizar que nadie se contagie. Tampoco podrán desplazarse en transporte público. «Un esfuerzo de coordinación y extraordinaria voluntad para que los espectadores disfruten de la sobremesa con buen humor», explica la cadena.

Otro programa de La Sexta, El intermedio, convertido ahora en El intermedio desde el sofá, ha anunciado que próximamente dejará el salón y regresará a su plató de siempre.

Ambos seguirán los pasos de Pasapalabra, que esta misma semana anunció que no ha esperado al final del confinamiento para empezar a grabar las nuevas entregas que se emitirán «muy pronto» en Antena 3. Lo hace, eso sí, siguiendo todas las normas sanitarias exigidas de cara a contener la propagación del coronavirus.

Este próximo lunes también volverán a encenderse los fogones de la octava edición de MasterChef, que retoma sus grabaciones para poder terminar los dos últimos programas, correspondientes a la final y la semifinal del concurso que ya está emisión.

Fuentes de RTVE aseguraron estos días que se trata de un trabajo «voluntario» para sus trabajadores y que se seguirán, de manera escrupulosa, las medidas de seguridad y prevención frente al coronavirus.

«Es voluntario. Los sindicatos están informados. Se mantendrán escrupulosamente las medidas de seguridad y prevención. Que nadie dude de que lo primero será proteger la salud del personal y se seguirán los protocolos de seguridad a rajatabla. El equipo ya ha recibido la notificación pero insistimos en que es voluntario», reiteraron a Efe desde el ente público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El espectáculo regresa al plató