Una visión de las Cíes desde casa

Una red de cámaras webs permite observar cómo transcurre la vida en Vigo y su entorno sin infringir el confinamiento


vigo / la voz

La barra de arena que separa la playa de Rodas del Lago dos Nenos se muestra vacía y bañada por el sol de finales del invierno. Así sí que parece un paraíso ajeno a la actividad humana. Como hacía James Stewart en La ventana indiscreta, de Alfred Hitchcock, cualquier persona puede contemplar este relajante panorama sin incumplir el obligatorio confinamiento al que todos estamos sometidos estos días. Simplemente se requiere de una conexión a Internet para acceder a las cámaras web que MeteoGalicia tiene instaladas en el Parque Nacional das Illas Atlánticas. Incluso, si alguien echa de menos las vistas del Faro también puede apreciar una amplia visión con la isla de San Martiño incluida.

La tecnología permite actualmente moverse por distintos espacios naturales de la ría, pero también por un gran número de las calles de la ciudad. Especialmente espectacular, aunque tarda mucho en cargar, es la cámara que RTVG tiene instalada en la azotea del Hotel Bahía. Ofrece un movimiento de 180 grados, yendo desde el monte de A Guía hasta la estación marítima. Este semiperiscopio aporta un soplo de aire fresco para este encierro preventivo.

El atardecer, para aquellos cuyas casas no tienen ventanales orientados al poniente, también es posible verlo, con las Cíes como marco, a través del portal hispacams.com. Se muestra la visión de una cámara web que enfoca a la playa de O Vao y la isla de Toralla. Es otra de las relajantes posibilidades que se encuentran en Internet estos días. Este enfoque añade el placer del golpeo de las olas contra la orilla, aunque sin banda sonora incorporada.

Callejeo

La ventana indiscreta que ofrece Internet apunta de manera especial hacia las calles de la ciudad. Su principal fuente de televisión es la página web del Concello de Vigo. Una amplia red de cámaras municipales permite observar numerosos espacios de la ciudad desde el aeropuerto hasta Beade o Alcabre. La mayor parte de estos ojos automáticos se sitúan en las calles más céntricas de la ciudad. Este punto de observación del exterior tiene el problema de que hay que refrescar continuamente la pantalla, además de ser pantallas pequeñas.

Algunas de estas cámaras también se pueden ver en el portal enterat.com, pero en este caso, la definición de la imagen es mejor y el tamaño de la pantalla bastante más grande. Este portal ofrece la ventaja de poder ver otros lugares de España porque su ámbito de actuación abarca todo el territorio estatal.

Baiona, Nigrán o Cangas también tienen sus propios puntos de visión a los que se puede acceder por enterat.com o por hispacams.com. Este último portal añade múltiples posibilidades de realizar excursiones visuales por los rincones más bellos de Galicia, siempre que dispongan de una ventana indiscreta cerca.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una visión de las Cíes desde casa