¿Quién será el Urco de «Néboa»?

Las agentes interpretadas por Emma Suárez e Isabel Naveira encabezan el reparto de un «thriller» coral donde todos son sospechosos de los crímenes y nada es lo que parece


redacción / la voz

En Néboa nada es lo que parece. Las muertes se suceden en esta isla imaginaria, territorio donde transcurre el thriller del mismo nombre que este miércoles, a partir de las 22.40 horas, emite su segundo episodio en Televisión Española. Las supersticiones locales apuntan a que el responsable de los crímenes que ocurren allí periódicamente es un ser mitológico, el Urco, que sale del mar en las noches de niebla para matar a sus víctimas. Así sucedió, según la creencia popular, en 1919 y en 1989, cuando una serie de asesinatos cometidos durante el entroido sembraron el miedo en la isla y nunca hallaron respuesta. Ahora la historia vuelve a repetirse. Ana (Denisse Peña), una joven adolescente, ha aparecido muerta en el Burato do Demo con una máscara inconfundible y se trata de averiguar quién miente y quién dice la verdad.

El sargento Viqueira (César Cambeiro) tiene claro su veredicto: el Urco ha vuelto a matar. Pero la teniente Mónica Ortiz (Emma Suárez) apela a la razón a la hora de buscar al responsable: «No estamos buscando a una leyenda, estamos buscando a una persona». Pero ¿quién puede ser esa persona? En Néboa, una isla donde todos se conocen, cualquiera puede ser el Urco. Como han visto ya los espectadores en el primer episodio, todos los personajes parecen tener secretos ocultos que los convierten en sospechosos del crimen.

Las pesquisas continuarán mañana miércoles en La 1 con el segundo episodio de esta serie, grabada íntegramente en Galicia y producida por Voz Audiovisual para TVE.

Las protagonistas de esta historia son las dos investigadoras que llevan el caso. Una de ellas es Mónica Ortiz, encarnada por Emma Suárez, una agente de la UCO que ha viajado desde Madrid a esta isla ficticia situada frente a la costa de Ortegal a una distancia del continente que la convierte en un entorno cerrado solitario. A su llegada se siente como una extranjera. Por extraño que parezca, en esta misión se ha traído consigo a su hija Vega (Alba Galocha), una adolescente que arrastra su propia historia y con quien tiene una peculiar relación madre-hija.

La otra figura central es Carmela Souto (Isabel Naveira), la sargento del cuartel de Néboa que ha vivido toda su vida en la isla defendiendo la ley. Ella es la única superviviente que ha podido ver al Urco, ya que cuando era pequeña este ser atacó a su padre, que también defendía la ley y que se encuentra en estado vegetativo desde entonces a consecuencia de la agresión.

Primer sospechoso

Las primeras investigaciones han conducido a un primer presunto sospechoso: Cascudo (David Seijo), un surfero que sobrevive como camello y que se codea con los adolescentes del lugar. El pueblo ya parece haber dictado sentencia y se tomó la justicia por su mano contra este tipo peligroso antes de la intervención de la Guardia Civil.

Otro grupo hacia el cual se orientan las pesquisas son los amigos de Ana, los jóvenes del pueblo con los cuales salió de fiesta en la noche en la murió. Para Gael (Nacho Nugo), Ana era su mejor amiga. Comba (Carmela Martíns), Roi (Jorge Varandela) y Turco (Santi Cuquejo) también formaban parte de su círculo, pero todos ellos saben más cosas de las que cuentan, como ha averiguado la agente, que ha descubierto el consumo de drogas en la pandilla.

En el seno de la todopoderosa familia Ulloa, que regenta la conservera de la isla, Alejandro (Santi Prego) y Mara (Eva Fernández) harían cualquier cosa por proteger a sus hijos, el soberbio Roi y la rebelde Olaia (Sabela Arán), de cualquier amenaza.

Hay que seguir avanzando en los capítulos para poder descubrir qué hay detrás de la actitud de los desolados padres de la víctima, Antón (Antonio Durán Morris) y Rosa (María Vázquez). ¿Por qué él no oyó la última llamada que hizo su hija antes de morir? ¿Estaba dormido o había salido a escondidas de casa de madrugada?

La propia Ana ocultaba cosas que ahora irán saliendo a la luz y todo apunta a que Roque (Denís Gómez), el marido de la sargento de Néboa, puede tener mucho que ver en ello.

El supersticioso Coruxo (Alfonso Agra), la entrometida Doña Amparo (Luis Merelas), el cabo de la Guardia Civil (Dani Currás) y los regentes del hotel, Moncho (Federico Pérez) y Marina (Nuncy Valcárcel) completan el elenco de este trepidante y misterioso thriller coral.

El Urco, el terrorífico lobo que sale del mar en noches de niebla

La Voz

La figura central del entroido en la serie «Néboa» está tomada de las leyendas y tradiciones de Galicia y Asturias

El Urco al que todos temen en la isla de Néboa es una figura amenazadora tomada de la mitología popular del noroeste de la Península Ibérica. En Galicia es conocido por los nombres de Urco, Can de Urco o Can do Mar, mientras que en Asturias es designado como Huerco.

Según la leyenda, tiene la forma de un enorme perro negro con cuernos y orejas largas que sale del mar aullando con furia en las noches de niebla y arrastrando ruidosas y pesadas cadenas, de modo que representa los peores temores y se convierte en un presagio de la muerte. A su paso, siembra la desgracia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

¿Quién será el Urco de «Néboa»?