Emma Suárez: «"Néboa" tiene una atmósfera inquietante»

YES

ESTEVO BARROS

La amenaza de una ola de crímenes sacude a una apartada isla frente a la costa de Galicia en el «thriller» «Néboa», que llegará a TVE el próximo miércoles 15 de enero. Una teniente interpretada por Emma Suárez intentará resolver el misterio y averiguar si los monstruos existen

16 ene 2020 . Actualizado a las 20:09 h.

En la isla de Néboa empieza una angustiosa cuenta atrás. Una adolescente es asesinada en la primera noche del Entroido y existen antecedentes de crímenes similares jamás resueltos que apuntan a que una cadena de muertes vendrá a continuación. Algunos atribuyen el suceso al Urco, un ser sobrenatural con cabeza de lobo que sale del mar para cobrarse sus víctimas. La actriz Emma Suárez (Madrid, 1964), ganadora de tres premios Goya, es Mónica, la teniente de la UCO que llegará a este remoto lugar, situado 11 kilómetros mar adentro frente a la costa de Ortegal, para desentrañar el crimen misterioso en torno al cual gira Néboa, un thriller de ocho episodios producido por Voz Audiovisual y que llegará próximamente al horario de máxima audiencia de La 1 de TVE.

-«Néboa» te ha traído a los lugares más recónditos de la costa de Galicia. ¿Cómo te has sentido?

-Hemos rodado en localizaciones diferentes e impresionantes y he podido descubrir Galicia, una tierra que no conocía tanto. Hacía muchos años que no venía. Vine a preparar Julieta a Camariñas, en la Costa da Morte, pero desconocía la inmensidad de la belleza de estas tierras. Hemos estado en Ortigueira, Estaca de Bares, localizaciones maravillosas y duras; lugares de difícil acceso. Hemos rodado en el Burato do Demo, bajando y escalando piedras con arneses. Han sido muchas aventuras.

-¿Quién es Mónica, tu personaje en la serie?

-Es una Guardia Civil que viene de forma improvisada porque aparece el cadáver de una cría de 17 años y la llaman para que lleve la investigación. Es el único personaje que viene de fuera, el resto del reparto son todos actores gallegos. Me atraía esa posibilidad de trabajar con gente de otro lugar, de modo que mi propia experiencia es en cierto modo paralela al descubrimiento que hace el personaje; el de llegar a un lugar nuevo donde eres extranjero, a una isla con personajes singulares. Toda la serie tiene una atmósfera inquietante, misteriosa, con personajes sospechosos que forman un clan y con un enigma que planea sobre todos ellos. Y ahí aparece esta mujer, que viene con su hija, a la que interpreta Alba Galocha. Las dos arrastran una situación personal conflictiva, traen su propia mochila.

-En este caso es la hija, Vega, la que cuida de la madre. ¿Forma eso parte de esa mochila que traen ambas?

-Mónica es una mujer volcada en su trabajo, vocacional y profesional y que se dedica a esto con pasión. Alguien que se ha olvidado un poco de sí misma, como nos pasa un poco a todas las mujeres que tenemos multitareas. En este caso los roles están cambiados, es la hija la que se preocupa de cuidar a la madre, de que no tenga frío, de que coma, porque la madre está absolutamente dedicada a la investigación y a veces desatiende su vida personal.

-¿Te identificas con ella?

-Hay diferencias, pero siempre tratas de dar a los personajes algo de ti que trasciende. Es así y ha de ser así. Sí reconozco ese sentimiento que tenemos a veces las mujeres de que podemos con todo y que luego te pasa factura.

-¿Cómo llegaste hasta «Néboa»?

-Me incorporé cuando me llamó personalmente Gonzalo López-Gallego, el director de la serie y con el cual había trabajado en La zona, de Movistar. Me contó la historia y me llamó mucho la atención. Pensé que podíamos crear una serie diferente. Me atraía también hacer un producto de calidad para Televisión Española en este momento, con la cantidad de series y plataformas que hay. Hacía muchos años que no trabajaba en TVE y me seducía la idea de hacerlo con un proyecto original y diferente.

 

-Y con una connotación de género fantástico que lo distingue.

-La leyenda de este Urco, que es un personaje que surge del mar, con cadenas, y que utiliza el arma de una lanzadera. Ha sido muy divertido y una experiencia intensa. Es una serie muy potente y de calidad y estoy convencida de que no va a dejar indiferente al espectador. Es una serie de investigación, pero la diferencia la marca el lenguaje cinematográfico y el estilo del director, que ha creado una forma de narrar esta historia y un lenguaje visual muy personal y muy original. Eso creo que va a gustar mucho.