Vuelve el fenómeno climático El Niño

Australia confirma su presencia en el Pacífico tropical y explica que su impacto será «bastante significativo» en este ciclo

El Niño se asocia a condiciones de sequía en Australia y se produce cuando los vientos alisios que circulan sobre las aguas en el Pacífico tropical comienzan a debilitarse, provocando un aumento de la temperatura superficial del mar.
El Niño se asocia a condiciones de sequía en Australia y se produce cuando los vientos alisios que circulan sobre las aguas en el Pacífico tropical comienzan a debilitarse, provocando un aumento de la temperatura superficial del mar.

EFE | AFP

El fenómeno climático El Niño ha vuelto al Pacífico tropical después de cinco años y su impacto será «bastante significativo» en este ciclo, según anunció este martes la Oficina de Meteorología de Australia. «En esta ocasión va a ser un acontecimiento bastante significativo. No será uno débil o casi inapreciable (como en el 2014). Este fenómeno quizás supere los modelos previstos», explicó el director del departamento de vigilancia climática de la Oficina de Meteorología, David Jones, según el diario Sydney Morning Herald.

«La aparición de El Niño en Australia en ek 2015 se produce antes de lo habitual. Normalmente los eventos de El Niño comienzan entre junio y noviembre», aseguró Neil Plummer, miembro de la Oficina de Meteorología. El desarrollo puede afectar también a Papúa Nueva Guinea, Indonesia y partes del sudeste de Asia y los países sudamericanos del Pacífico.

El Niño se caracteriza por temperaturas inusualmente cálidas en la superficie del océano y afecta al clima de muchas partes del mundo al elevar las temperaturas en todo el planeta. En Australia, que produce vientos alisios que circulan sobre las aguas en el Pacífico tropical, provoca un aumento de la temperatura superficial del mar y se asocia además con precipitaciones por debajo del promedio, un aumento de la temperatura y un riesgo más alto de incendios forestales. En América del Sur, en cambio, suele llevar de la mano intensas lluvias, que a su vez causan dramáticos deslizamientos de tierra, y perturbar la agricultura. 

La Oficina de Meteorología señaló que el impacto durará hasta el otoño austral del año próximo, es decir, hasta la próxima primavera en el hemisferio norte. La última vez que el territorio australiano padeció los efectos de El Niño fue en el 2010.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Vuelve el fenómeno climático El Niño