Casi 11.500 estudiantes, mil más que el año pasado, afrontan la selectividad

Santiago es la ciudad con más aspirantes, procedentes de 27 concellos diferentes


redacción / la voz

Faltan horas para que las grandes dudas que ahora angustian en unos 11.500 hogares gallegos sean resueltas. El martes, a las 9 de la mañana, en 26 facultades, escuelas universitarias e institutos de secundaria repartidos por diez concellos de la comunidad (once si se tiene en cuenta A Lama, por la cárcel, porque un recluso también hará el examen) darán la bienvenida a la selectividad (ABAU) los 10.057 estudiantes de segundo de bachillerato y los 1.389 que repiten la prueba.

El número total de inscritos es de mil más que el año pasado. Hay dos motivos para esta variación tan poco habitual: el curso anterior ningún alumno de la LOE tuvo que examinarse, pero en este sí estaban obligados, y por tanto algunos se inscribieron, aunque finalmente la semana pasada se decidió ampliar la exención a la presente edición. La segunda razón es el invento del Ministerio de Educación de incluir la segunda lengua extranjera en la fase voluntaria y, por tanto, para subir nota.

La mayor preocupación logística a esta hora es saber dónde te ha tocado el examen. No es muy difícil, porque cada colegio o instituto se presenta en una facultad concreta. Pero realmente hay mucha variedad. El caso más significativo es Santiago: en cinco de sus facultades se examinarán 2.470 alumnos de 27 concellos diferentes, desde Curtis a Cambados y desde Santa Comba a Lalín. Singular también es el caso de Ourense, donde solo 14 municipios tienen bachillerato; en Ourense ciudad se examinarán 942 estudiantes de nueve concellos, y en A Rúa serán 109 de cinco.

El resto de las sedes quedan así: Vigo, 2.384 alumnos de 20 concellos; A Coruña, 2.350 de 11 municipios; Pontevedra y Lugo examinan cada uno a jóvenes de 15 ayuntamientos, aunque con cifras diferentes (1.152 en Pontevedra y 981 en Lugo); en Ferrol se presentan 666 de nueve concellos; en Viveiro, 250 de seis términos municipales; y en Cee, 142 de tres institutos diferentes.

Medicina e ingenierías, las carreras con mayor futuro

Manuel Varela
Graduación de los alumnos de Medicina, en la Universidade de Santiago de Compostela
Graduación de los alumnos de Medicina, en la Universidade de Santiago de Compostela

Nueve de las diez carreras con las tasas de afiliación más altas son de ambas ramas

Ingenierías navales para ganar más dinero y Medicina para encontrar trabajo. Si la elección de una carrera universitaria se limitase a la proyección laboral, ese grupo de titulaciones sería el ideal. En un plazo de cuatro años, el 93 % de los graduados en Medicina están trabajando, según el informe Inserción laboral de los egresados universitarios, el único elaborado por el Ministerio de Educación para analizar las perspectivas de empleo de los estudiantes. Una de las principales conclusiones es que, de las veinte primeras carreras con mayor afiliación, doce son ingenierías.

Seguir leyendo

¿Qué es mejor, reclamación o segunda corrección?

Las notas de selectividad se conocerán el viernes 22 de junio en la plataforma Nerta, que los alumnos pueden consultar en Internet normalmente a partir de media tarde. De los más o menos 60.000 exámenes, unos 10.000 son revisados, aunque hay dos grandes tipos de quejas. Esta es una guía rápida para saber qué opciones tienen:

reclamación

Características. La reclamación supone solicitar que se revisen posibles errores: una pregunta sin puntuar o que no se cumpla el criterio de evaluación (que se puede consultar en la web de la CIUG por cada asignatura). Es un recurso útil.

Ventaja. La principal, que no se baja la nota.

Inconveniente. Muchas veces queda en nada. Aunque lógicamente hay fallos, no es habitual que un profesor se olvide de sumar algún punto.

Cómo pedirla. Por Internet, a través del programa Nerta, que permite prácticamente toda la gestión del expediente. También se puede hacer en persona en los lugares de recogida y entrega de documentación, los LERD.

Plazos. Los alumnos pueden presentar reclamación desde el día siguiente de las notas hasta el martes día 26 a las 14 horas. Es importante, como siempre en este proceso, respetar los plazos límite. La resolución se dará a conocer el día 28, jueves, a partir de las 13 horas.

segunda corrección

Características. Cuando el alumno tiene clarísimo que el examen era para más nota y no le importa arriesgarse, puede pedir otra corrección.

Ventaja. Se revisará el examen completamente, con el objetivo de buscar algún error en la valoración de las repuestas.

Inconveniente. Uno se arriesga a que le bajen la nota. No es lo normal, pero en un 15 % de los casos puede ocurrir. En cambio, un 34 % de las veces el alumno sale beneficiado. Aun así, lo habitual fue es que quede como estaba: al 50 % no se la cambian.

Dos puntos de diferencia. La calificación final resultará de la media de las dos correcciones (la primera y esta), aunque, si la diferencia es de dos puntos o superior, el tribunal realizará de oficio una tercera corrección, sin que haya que pedirla.

Error en la suma. ¿Y si el error inicial del primer corrector fue, por ejemplo, olvidarse de sumar un ejercicio? Entonces se tiene en cuenta solo la segunda nota, no se hace media, y aunque la diferencia sea alta no pasa a una tercera corrección.

Cómo pedirla. Por Internet o de forma presencial, como en el caso de la reclamación.

Plazos. Los mismos que para el caso de la reclamaciones: hasta el martes día 26 a las 14 horas y con la resolución, el jueves 28.

tercera corrección

Prevalencia. Si la segunda corrección no convence al alumno, nuevamente puede presentar otra reclamación. Es una opción interesante porque será la definitiva si la nota es superior a la de la segunda corrección. 

Ventaja. A este punto llegan menos expedientes y al 68 % se les mantuvo la nota. 

Inconveniente. Se pierde tiempo y a veces se solapan con los plazos de preinscripción de otras comunidades autónomas. 

Cómo pedirla. Como en los casos anteriores. 

Plazos. Del viernes 29 al lunes 2. Las notas, el miércoles 4 de julio. 

Ver el examen

Características. Ver en persona los errores y la corrección. 

Ventaja. Puede decantar al alumno a seguir reclamando, incluso en la vía judicial. 

Inconvenientes. No se puede tomar notas ni mucho menos sacar fotos. ¿El motivo? Evitar que los exámenes corregidos circulen fuera de la Administración. 

Cómo pedirlo. Es lo más importante. Hay que presentarse en persona en alguno de los puntos LERD, no vale por Internet. El motivo es evitar solicitudes fáciles de tramitar desde casa que después nadie va a ver. 

Plazos. El plazo para solicitarlo suele limitarse a una mañana justo después de obtener la nota de la tercera corrección. Hay que estar atento a la web de la CIUG o llamar al LERD cuando salga la nota de la tercera corrección. 

recurso potestativo

Características. Es posible presentar al final un recurso potestativo de reposición. En ese caso, no se podrá interponer un recurso contencioso-administrativo en el juzgado mientras no se dictamine la resolución de este recurso potestativo. 

Ventaja. La experiencia demuestra que no es mala opción. 

Inconveniente. Hasta que se resuelva este recurso no se podrá interponer una demanda judicial, que es la última opción posible. 

Plazo. El alumno tiene un mes de plazo para presentarlo. 

recurso contencioso

Características. Supone dar el salto al juzgado. En la CIUG no hay una estadística de cuántos se presentan, pero debe de ser una cantidad mínima. En cuestión de plazos, se rige por el procedimiento judicial ordinario. 

Aulas adaptadas para 75 alumnos con necesidades educativas especiales

Cada vez es más frecuente que los alumnos con necesidades educativas especiales completen su formación y lleguen a la selectividad. A veces necesitan de ciertas adaptaciones (por ejemplo, en el caso de las personas con limitaciones visuales) y por eso existe una comisión delegada para atender estas necesidades, así como una serie de aulas adaptadas en Pontevedra, habilitadas gracias a un convenio entre la Comisión Interuniversitaria de Galicia y la ONCE. En ellas se los dota de todo lo preciso para que hagan el mismo examen que el resto.

Pero también hay un cada vez más numeroso grupo de alumnos que simplemente requieren algo más de tiempo para la prueba, como les ocurre por ejemplo a los estudiantes con déficit de atención. Para estos se habían habilitado unas aulas en Santiago, pero debido al creciente número, ahora se prepararán espacios en todas las ciudades gallegas.

En total, este año se examinarán 75 estudiantes con necesidades educativas especiales en la selectividad de la próxima semana.

Newsletter Educación

Recibe todas las semanas la información más relevante sobre educación

Votación
2 votos
Comentarios

Casi 11.500 estudiantes, mil más que el año pasado, afrontan la selectividad